Continúa la pérdida de calidad, audiencia e ingresos en la industria periodística de los Estados Unidos

Imagen: Gannett Blog

Imagen: Gannett Blog

El Proyecto del Pew Research Center para la Excelencia en Periodismo (PEJ por sus siglas en inglés) ha publicado esta semana la décima edición de su Estado del Periodismo 2013 en Estados Unidos. Si tenemos en cuenta que en 2003 aún no existían Facebook (empezó en 2004) ni Twitter (2006), la perspectiva que proporcionan los estudios de Pew sobre el panorama mediático norteamericano es muy valiosa. En la última década se ha producido la transición de la web a las redes sociales y los dispositivos móviles, mientras que la industria periodística asistía boquiabierta a su propia crisis, de la que todavía no ha salido.

La adopción masiva de internet está desbancando a los medios de comunicación de su posición de intermediario entre la política, los anunciantes y los grupos de poder económico, por una parte, y los ciudadanos por otra. Las agencias gubernamentales, las empresas y otras entidades pueden dirigirse directamente al público en la red y cada vez necesitan menos salir en los periódicos (si no es para bien) o la televisión.

En Estados Unidos, el volumen de las redacciones de los periódicos ha retrocedido a niveles de 1978

Como la atención de los ciudadanos se está yendo a la web, las tabletas y los móviles, los anunciantes también. Segundo gran problema de la industria editorial y audiovisual. Para hacer frente a ello se están extiendo los muros de pago. Pero nada parece detener el declive de los grandes medios periodísticos; no así del llamado periodismo digital.

Según el informe PEJ, casi uno de cada tres estadounidenses ha dejado de seguir un medio porque ya no ofrece las noticias tan bien como acostumbraba. Es lógico, porque las redacciones de los periódicos se han encogido de tal manera que han descendido de los 40.000 profesionales a tiempo completo en todo el país, regresando a los niveles de 1978. Y en televisión, la cobertura de eventos en directo a través de los tres mayores canales de cable, que a menudo requiere unidades móviles, cayó un 30% entre 2007 y 2012; mientras que las entrevistas, que tienden a necesitar menos recursos y pueden ser programadas con antelación, aumentaron un 31%.

Paralelamente, periodistas y agencias de comunicación y relaciones públicas se han vuelto más expertos en el uso de tecnología digital y medios sociales (blogs, redes sociales, marcadores sociales) y ahora colocan en internet todo tipo de información, mensajes o contenidos por su cuenta, evitando pasar el filtro de los medios de comunicación tradicionales.

Sólo una cuarta parte de las crónicas sobre las elecciones presidenciales de 2012 fueron elaboradas por periodistas profesionales, mientras que la mitad de las informaciones fueron prefabricadas por los aparatos de imagen de los partidos

Esta desintermediación se ha hecho más evidente en el campo de la información política, como reveló un análisis del Centro de Investigación Pew sobre los periodistas que cubrieron la última campaña presidencial de 2012. Según sus resultados, sólo una cuarta parte de las crónicas e informaciones sobre los candidatos y sus manifestaciones había sido elaboradas por periodistas profesionales, frente a la mitad que había sido confeccionada por los propios gabinetes de comunicación de los candidatos y demás empresas colaboradoras. Esto invierte la situación que existía hace una docena de años, cuando la mitad de las informaciones sobre las campañas procedían de los medios y sólo una cuarta parte de los aparatos de campaña de los partidos.

Pero el fenómeno no se limita al periodismo político: cada vez son más numerosos los sitios, medios y publicaciones de todo tipo patrocinados por grupos financieros, de telecomunicaciones o industriales que ofrecen online supuestos servicios periodísticos (Branding Journalism), canales de vídeo y todo tipo de contenidos con el objetivo de atraer la atención de un público específico al que poder venderle en un momento dado sus productos o servicios. Estas actividades no son periodismo, sino marketing y publicidad encubiertos.

El Estado del Periodismo 2013 en Estados Unidos subraya también que muchos emisores públicos y privados de información, como fundaciones y organizaciones sectoriales o profesionales, están elaborando y publicando contenidos sobre áreas que antes eran cubiertas con más regularidad y profundidad por reporteros de medios, como la salud, la ciencia y la educación. Y además, lo están haciendo vendiéndoles a los periódicos y las televisiones sus propios paquetes informativos acompañados de una mención a la fuente, por ejemplo el Instituto Americano de Física o la Red de Información Alimentaria y Medio Ambiente.

Mientras las redacciones se vacían no dejan de crecer los empleos en marketing y comunicación

El resultado es que mientras los periodistas profesionales son cada vez más escasos, los trabajadores del sector de la comunicación, el web marketing y las relaciones públicas (PR) no dejan de crecer, hasta alcanzar la relación de un periodista por cada 3,6 profesionales PR en 2008, según Robert McChesney y John Nichols. Algo muy distinto a lo que sucedía en 1980, cuando la tasa era de un periodista por cada 1,2 profesionales PR.

Esto no puede traer nada bueno porque las personas pensamos y soñamos en base a los impulsos informativos que recibimos continuamente y cada vez esta dieta semántica va a ser más comercial si se mantiene la tendencia que muestra la investigación de PEJ.

Por su interés, cierro esta entrada con este gráfico, que contiene los datos más relevantes del informe sobre el Estado del Periodismo 2013 en Estados Unidos:

Infografía: Pew Research Center’s Project for Excellence in Journalism. Traducida por Fran Barquilla.

Infografía: Pew Research Center’s Project for Excellence in Journalism. Traducida por Fran Barquilla.

Imagen: Gannett Blog
Infografía: PEJ

Entradas relacionadas

About these ads

Acerca de Anselmo Lucio

Soy un periodista convencido de que internet es el mayor espacio de conocimiento y libertad que haya existido nunca, una fabulosa oportunidad de las redes digitales que tengo la intención de aprovechar al máximo.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.929 seguidores

%d personas les gusta esto: