El euskera y la cultura vasca siempre han sido víctimas del terrorismo

Opinión

Imagen: Imageshack

La sentencia del caso Egunkaria dictada por la Sección Primera de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional afirma que “la omnipresencia de ETA en la cultura vasca es una falacia interesada buscada por la propia banda”.

En efecto, el idioma vasco y el universo simbólico que rodea la cultura vasca fueron el primer rehén de los terroristas, en su afán por dotar de legitimidad política y social a sus injustificables crímenes, y con el tiempo se han confirmado como una víctima más del terrorismo al quedar manchados en la conciencia ciudadana por la sangre inocente derramada.

La sentencia, de la que ha sido ponente el magistrado Javier Gómez Bermúdez, presidente del tribunal que abordó los atentados del 11-M, reconoce que “la estrecha y errónea visión según la cual todo lo que tenga que ver con el euskera y la cultura en esa lengua tiene que estar fomentado y/o controlado por ETA conduce, en el proceso penal, a una errónea valoración de datos y hechos y a la inconsistencia de la imputación”.

Al menos este caso ha servido para que la Audiencia Nacional, siete años después, limpie oficial y públicamente el honor del euskera como lengua y el de sus hablantes

Esta falacia de Euskera = ETA ha hecho mucho daño a la cultura vasca en general y a los escritores y artistas que usan el euskera en particular. Bernardo Atxaga, Premio Nacional de Narrativa, ha afirmado que “cuando a mi me decían ¿Por qué escribes en euskera? Yo respondía: porque escribiendo en euskera se puede llegar a todo el mundo. Y la gente se me reía pensando que era una impertinencia de mi parte. Y me han llegado fotos de Japón, de Portugal, de Finlandia de librerías donde está mi libro y pienso mi hipótesis era cierta”.

El cierre de Egunkaria fue injusto e inconstitucional, y lo peor de todo es que se podría volver a repetir con el actual marco legal (por no hablar del proyecto de ley de la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde, para cerrar webs por presunta piratería); pero al menos este caso ha servido para que la Audiencia Nacional, siete años después, limpie oficial y públicamente el honor del euskera como lengua y el de sus hablantes, independientemente de que éstos se consideren vascos, españoles, europeos o ciudadanos del mundo, que de todo hay.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s