Que la banca abra el grifo del crédito y verán como esto se arregla solo

Viñeta: El Roto (elpais.com)

Opinión

Reconozco que escribo este artículo rebotado por la media página que El País ha cedido hoy a Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la gran patronal CEOE, para alertar de que España se encuentra ante una “emergencia fiscal” y que además de recortar el gasto público hay que hacer una reforma laboral, olvidándose de mencionar por completo las aún más necesarias reforma del sistema financiero y la reestructuración de las cajas de ahorros. Díaz Ferrán pasa olímpicamente por alto que los bancos y cajas españoles tienen distraídos cerca de 325.000 millones de euros en préstamos a promotores y constructores de casi imposible recuperación, según datos de la Asociación Hipotecaria a 31 de diciembre de 2009.

Con esta portentosa capacidad de análisis, no me extraña que los negocios le vayan tan mal a Díaz Ferrán: Aerolíneas Argentinas, Air Comet, Viajes Marsans, Sos Cuétara, Martinsa-Fadesa, Seguros Mercurio (ya disuelta por el Ministerio de Economía), la compañía de handling Newco…

Como dijo Federico Trillo cuando era presidente del Congreso, “manda huevos” que, con la que está cayendo sobre la deuda soberana de España, los que han causado la actual crisis, que son quienes fomentaron la burbuja inmobiliaria y, cuando ésta estalló, cerraron el grifo del crédito a empresas y familias, es decir, los bancos y las cajas, ahora pretendan irse de rositas, escabullir el bulto y trasladar la solución del problema que ellos han generado a los de siempre: los trabajadores y contribuyentes, que en España, por obra y gracia de la política fiscal, son las mismas personas (aquí sólo pagan impuestos los asalariados).

El crédito concedido a las empresas en España descendió un 4,7% en marzo respecto al mismo mes de 2009, según el Banco de España

Menos mal que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, y el líder de la oposición, Mariano Rajoy, ayer estuvieron a la altura de las circunstancias (a la fuerza ahorcan) y acordaron acelerar el saneamiento de las cajas de ahorros. Pero queda lo más importante, que es obligar a los bancos a ofrecer créditos a precios asequibles, no muy alejados de los tipos de interés del Banco Central Europeo, aunque éste es un asunto de ámbito internacional que se tiene que resolver en Washington, Londres, Bruselas y otras capitales.

En la economía española las pymes sostienen la mayor parte del empleo, por lo que si éstas tardan en cobrar de sus clientes (Administración y grandes empresas en muchos casos) y además se les corta el acceso a los créditos la consecuencia es que se dispara el paro, porque en España este tipo de empresas recurren en gran medida a los contratos temporales (ocho días por año de indemnización por despido).

Según la Encuesta de las Cámaras de Comercio sobre el acceso de las pymes a la financiación de bancos, cajas y otras entidades correspondiente al primer trimestre de 2010, el 85,3% de las empresas entre 1 y 249 trabajadores que buscó un préstamo entre enero y marzo de este año encontró problemas para conseguirlo y al 13,9% se lo rechazaron. Y de las que obtuvieron el crédito, al 48% no se les dio la totalidad del dinero solicitado.

Las líneas de crédito del ICO tampoco han aliviado la situación, ya que el 45,3% de las pymes que acudieron al ICO se encontró con problemas para que le concedieran el préstamo. Además, el 90% de las pymes considera que los requisitos que exige este organismo público son muy complejos.

Evolución de las garantías pedidas por las entidades financieras a las pymes. Gráfico: Consejo Superior de Cámaras (Abril 2010)

De vuelta, por tanto, a los créditos concedidos por el resto de entidades financieras, el 61,8% de las pequeñas y medianas empresas consiguieron financiación a costa de subirles el tipo de interés y al 68% les encarecieron los gastos y comisiones. Además, al 82,5% los bancos y cajas les aumentaron las exigencias de garantías y avales, y, de este grupo, al 35,2% les requirieron garantías de carácter personal.

Como consecuencia de tantos obstáculos, el crédito concedido a las empresas en España descendió un 4,7% en marzo respecto al mismo mes de 2009, según el Banco de España, y el resultado de todo esto no puede ser más que cierres de empresas, menor actividad económica y más desempleo (más de 4,6 millones de parados).

La reforma del sistema financiero es una asignatura pendiente de la comunidad internacional, comenzando por Barack Obama, que desafió a la banca con un “si estos tipos quieren pelea, la tendrán”, pero creo que en la Unión Europea y en España se podrían adoptar medidas específicas (mayor transparencia, más control sobre la remuneración de los directivos, mayores provisiones) para garantizar que el dinero que durante el último año y medio el BCE ha prestado a la banca ayude realmente a la sociedad a salir de la crisis y no sólo sirva para tapar los agujeros contables que el pinchazo de la burbuja inmobiliaria dejó en las entidades financieras.

Una vez culminada la reforma financiera y con los créditos fluyendo razonablemente la economía podrá recuperar el ritmo y de nuevo volverán a crearse puestos de trabajo, que incrementarán el consumo interno y la recaudación fiscal, se enjugará el abultado déficit público actual y descenderá el coste de la deuda.

Y entonces, será bueno pensar en como controlar el gasto de la Administración y el modo de terminar con la dualidad del mercado laboral español, que en mi opinión debería llevarse a cabo manteniendo los actuales contratos indefinidos y eliminando todos los temporales, cuya eficacia para destruir empleo en tiempo récord ha quedado sobradamente demostrada.

Entradas relacionadas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s