El Mundial y la reforma laboral darán la puntilla a los sindicatos

Foto: asturiasverde.com

Opinión

Casi no se van a enterar, pobrecitos. Los trabajadores y parados estarán animando a la selección española en su primer partido del Mundial de Fútbol de Suráfrica (España-Suiza) mientras el Consejo de Ministros perpetra el decreto ley de la reforma laboral, el próximo 16 de junio. Porque la cirugía con anestesia es más humana, José Luis Rodríguez Zapatero ha ido dando prórrogas a la negociación, a la espera del momento idóneo para clavar el bisturí al paciente casi sin que se entere. Y lo ha conseguido.

En cuanto a los mercados financieros, a quienes Zapatero trata de calmar siguiendo sus recomendaciones de ajuste fiscal brutal y reforma laboral, además del saneamiento del sector de las cajas de ahorros, veremos qué les parece la reforma laboral que apruebe el Gobierno, pero a los fondos de inversión y brokers no se les engaña con un Mundial de Fútbol.

España tiene demasiada temporalidad en el empleo y eso no favorece el consumo interno, la compra de bienes duraderos como una vivienda, ni anima a los jóvenes a tener hijos

Y por lo que respecta a los sindicatos mayoritarios UGT y CCOO, esto será la puntilla; con este desafío quedará patente su servilismo hacia el poder, gobierne quien gobierne, con tal de que sus liberados cobren sin trabajar. Han estado más de 25 años permitiendo contratos temporales con una indemnización por despido de 8 días por año y eso ha fracturado el mercado laboral en dos tercios de los trabajadores con contratos estables e indemnización de 45 días/año en caso de despido improcedente y un tercio de temporales con contratos basura, que son los primeros que han sido despedidos cuando han venido mal dadas.

La suerte está echada, sólo cabe esperar que, en un acto de lucidez, Zapatero penalice de alguna manera los actuales contratos temporales, aunque sea a costa de abaratar el despido, que lo van a hacer de todas formas. Como también van a quitar a los sindicatos un montón de poder en la negociación colectiva y otras cuestiones menores para aproximar las relaciones laborales a la realidad europea.

Toda economía que no esté sustentada en una actividad rentable y un empleo estable tiene los días contados, y España tiene buenos sectores, como el turismo, las energías renovables o la industria del automóvil, pero tiene demasiada temporalidad en el empleo y eso no favorece el consumo interno, la compra de bienes duraderos como una vivienda, ni anima a los jóvenes a tener hijos.

Por paradójico que parezca, la realidad es que el socialismo español ha demostrado ser un socialismo financiero, como Estado protector de sus bancos y cajas de ahorros a costa de castigar a los consumidores españoles de productos financieros, tanto si pedían un préstamo como si necesitaban una hipoteca, mientras que los feroces mercados bursátiles, el Banco Central Europeo y el FMI están forzando la corrección de una perversa dualidad del mercado laboral de contratos fijos-temporales que los acomodaticios sindicatos mayoritarios han consentido durante un cuarto de siglo. Ahora llamarán a la huelga general, con un Mundial de Fútbol apasionante para España y los ciudadanos pensando en irse al campo o la playa a pasar las vacaciones o el verano. Fracasarán, porque a todo cerdo le llega su San Martín.

Entradas relacionadas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s