El rechazo social a la energía nuclear responde a falsos estereotipos

ENCUESTA: ¿Son necesarios nuevos reactores en España?

Viñeta: jovenesnucleares.org

La mayoría de los españoles está en contra de la energía nuclear, mientras que en la Unión Europea partidarios y detractores están prácticamente empatados, según una encuesta de la Comisión de Julio de 2008. ‘La percepción social de la energía nuclear’ en España ha sido objeto de debate en un curso de verano de la Universidad Politécnica de Madrid en La Granja (Segovia) los pasados 12 y 13 de Julio.

En la mesa redonda estuvimos la moderadora, Piluca Núñez, del Foro Nuclear; Gonzalo Jiménez, de Jóvenes Nucleares; Arturo Larena, responsable de Efe-Verde; Rubén Esteller, periodista de El Economista, y un servidor como periodista digital.

Chernobyl operaba saltándose los procedimientos reiteradamente, en circunstancias inadmisibles en el mundo occidental

Gonzalo Jiménez, ingeniero nuclear recién licenciado, enumeró las tres principales ideas que tienen los españoles sobre la energía nuclear:

  • Es peligrosa: un accidente tiene consecuencias fatales (Chernobyl)
  • No es necesaria en el ‘mix’ energético, con energías renovables sería suficiente
  • Los residuos nucleares son un problema sin solución
Imagen: jovenesnucleares.org

En la sesión académica se dio respuesta a estas tres grandes objeciones. En primer lugar, Chernobyl no puede compararse con una nuclear normal, como por ejemplo la de Three Mile Island (TMI) en Pensilvania (Estados Unidos), que también sufrió un grave accidente. Las diferencias, según Jiménez, son:

  • Chernobyl no es una lección aprendida para la industria nuclear occidental: un diseño no licenciable en el resto del mundo (un reactor con coeficiente de huecos positivo y con rangos de potencia de muy difícil operación); una operación ilegal (saltándose los procedimientos reiteradamente), en circunstancias inadmisibles en el mundo occidental (¡un experimento con el reactor en marcha y además en la región inestable!) difícilmente dejan lecciones aprendidas en términos de seguridad.
  • Three Mile Island sí es una lección aprendida para la industria nuclear mundial: había consideraciones que no se habían tenido en cuenta en los estudios de seguridad y en la formación de los operadores (fallos múltiples, errores de operadores, fallos en la instrumentación). TMI supuso un antes y un después en la seguridad de las plantas.

El resultado de ambos accidentes nucleares fue diametralmente opuesto. Mientras en TMI no hubo ni una persona contaminada radiológicamente, en Chernobyl se produjo una verdadera catástrofe, con miles de víctimas y todavía hoy con cerca de dos millones de afectados por la radiación en Ucrania, Rusia y Bielorrusia.

En segundo lugar, el mix energético español tiene cerca de un 18% de energía nuclear, muy por debajo de la media europea, donde las nucleares aportan más del 30% de la electricidad. Si bien es deseable que las renovables sean la principal fuente de electricidad, como es lógico necesitan de la concurrencia de otras tecnologías cuando no sopla el viento o se pone el sol.

Mesa redonda sobre “Percepción social de la energía nuclear” en La Granja (Foto: Foro Nuclear)

Y en tercer lugar, los residuos radiactivos están en depósitos de seguridad a la espera de ser reutilizados como combustible nuclear cuando el coste y la evolución de la tecnología de reciclaje lo permitan.

Por otro lado, Jiménez argumentó que la petrolera BP lleva contaminando el Golfo de México desde abril y sin embargo en Estados Unidos no ha habido manifestaciones masivas contra los pozos de petróleo porque la alternativa no es renunciar a los hidrocarburos sino que haya “más seguridad y control en la industria”.

La industria nuclear, por tanto, es una tecnológica más con sus ventajas (libre de emisiones de CO2) y los inconvenientes ya mencionados, pero con unos niveles de control y seguridad más que razonables si se comparan con la extracción de crudo y gas; así como con un impacto ambiental mucho menor que el de un gran embalse o la extracción y combustión del carbón.

Entradas relacionadas

2 comentarios en “El rechazo social a la energía nuclear responde a falsos estereotipos

  1. Gracias por el comentario, Javier. Las empresas eléctricas han invertido mucho dinero en centrales de ciclo combinado de gas natural y ahora mismo hay sobrecapacidad de generación eléctrica, pero el gas hay que importarlo, es caro y emite CO2. Con él y el carbón, junto a la nuclear, se están cubriendo los huecos que dejan la eólica y la solar.

    Me gusta

  2. Las energías renovables, por lo menos hoy en día, no puede cubrir la demanda de energía.
    La mejor opción es el mix energético, el problema es que no se ha sabido “vender” la energía nuclear o, mejor dicho, existen grupos que han sabido vender la peligrosidad de la energía nuclear.
    A todos éstos, le diría que las noches de veranos en los que no corre ni una brizna de aire y, como parece, serán muy secos ¿qué energía utilizarán si no se puede “tirar” de la eólica, solar o hídrica?

    Un saludo

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s