Sólo quien busca dioxinas las encuentra

Las combustiones y ciertos procesos industriales generan dioxinas y PCBs (Foto: ecologismo.com)

Estamos viviendo el último caso de piensos contaminados con dioxinas, esta vez en Alemania, cuya detección en un autocontrol ha evitado que productos avícolas y porcinos potencialmente contaminados con estos compuestos cancerígenos llegaran a ser consumidos por los ciudadanos de varios estados europeos.

Ello, con todas las duras consecuencias económicas que supone (pérdidas para las explotaciones ganaderas, veto de China a las importaciones de carne de cerdo y ave de Alemania, entre otras), es un triunfo para la seguridad alimentaria y los derechos de los consumidores en el país germano. Sin embargo, la vigilancia de la presencia de dioxinas en alimentos y piensos varía enormemente de un país a otro de la Unión Europea.

El control de dioxinas en alimentos y piensos varía enormemente de un país a otro de la UE

Las dioxinas, subproductos de la combustión y de algunos procesos industriales, están en todas partes y son acumulativas, especialmente en las grasas. Junto a las medidas adoptadas para evitar su proliferación (Convenio de Estocolmo), la UE ha puesto en marcha una serie de controles en alimentos y piensos para confirmar que no se superan ciertos niveles de dioxinas peligrosos para la salud.

La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA en sus siglas en inglés) publicó en Marzo de 2010 un informe sobre dioxinas en alimentos y piensos basado en más de 7.000 muestras obtenidas en 21 países europeos entre 1999 y 2008. Hay que decir que las pruebas para detectar dioxinas y PCBs en alimentos son muy complicadas y caras.

En el mismo se concluye que el 8% de las muestras excedían los límites máximos establecidos por la normativa europea y que los niveles medios más altos de dioxinas y PCBs similares a dioxinas, en relación con el contenido de grasa del producto analizado, se han detectado en hígado y en productos derivados del hígado animal, según informa la Agencia Española de Seguridad Alimentaria y Nutrición (AESAN) en su página web.

Número de muestras de piensos y alimentos analizadas entre 1999 y 2008 por países (Tabla: Informe EFSA 2010)
Número de muestras de piensos y alimentos analizadas entre 1999 y 2008 por países (Tabla: Informe EFSA 2010)

Según puede verse en la tabla, de las 7.270 muestras admitidas como válidas (segunda columna por la derecha) de un total de 13.854 en el análisis de EFSA, 1.418 corresponden al Reino Unido (el 19,5% del total), 1.260 a Alemania (17,3%), 697 a Irlanda (9,6%), 577 a Bélgica (7,9%) y 568 a Suecia (7,8%); mientras que, por el contrario, no hay ninguna procedente de Italia, Rumanía o Portugal, y sólo se analizaron 129 muestras de Francia (1,8%) ó 152 de España (2,1%).

Está claro que en materia de control de dioxinas también hay dos Europas: la del norte, que las busca, y la del sur, que casi las ignora. En este caso, la ausencia de incidentes es más preocupante incluso que su detección porque los datos históricos revelan que la mayoría de los casos de contaminación alimentaria con dioxinas se ha registrado en países que regularmente efectúan muchos análisis (Bélgica, Holanda, Irlanda). En el resto de estados, sencillamente, no conocen si hay o no contaminaciones, ni podrían por tanto erradicarlas de la cadena alimentaria si las hubiera: ¿Qué representan 152 muestras válidas de España en toda una década? Casi una muestra al mes, lo que equivale a cero protección, pero el Estado cubre el expediente ante Bruselas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s