La olvidada protección de la privacidad en línea

Gobiernos y compañías pueden vigilar fácilmente nuestra actividad telefónica y en la Red (Foto: redusers.com)

En Marzo de 2010, poco más de un año antes de que reventara el escándalo de las escuchas ilegales por parte de periodistas de News of the World con la complicidad de la propia policía británica, una coalición de empresas de tecnología, organizaciones de derechos civiles y académicos de Estados Unidos habían lanzado una iniciativa para reformar la Ley de Privacidad de las Comunicaciones Electrónicas (ECPA, en sus siglas en inglés), que establece a qué tipo de información privada digital puede tener acceso el gobierno y cómo la puede obtener. Cuando se aprobó la norma, en 1986, no existía correo electrónico, Internet móvil, almacenamiento en la nube ni redes sociales.

Estados Unidos redactará una declaración de derechos de la privacidad en Internet

El proyecto, denominado Debido Proceso Digital (Digital Due Process), trata de cubrir el vacío legal derivado de aplicar leyes predigitales de protección de la intimidad a las recientes tecnologías de la llamada sociedad de la información, que han revolucionado profundamente nuestra vida cotidiana. La iniciativa nace de los siguientes principios:

  1. Neutralidad tecnológica y de plataforma: Un tipo particular de información (por ejemplo, el contenido de comunicaciones privadas) debe recibir el mismo nivel de protección con independencia de la tecnología, plataforma o modelo de negocio usados para crear, comunicar o almacenar la misma.
  2. Garantía de aplicación de la ley: Los principios de la reforma deben conservar todos los procedimientos de las investigaciones penales – citaciones, órdenes judiciales, órdenes de registro, órdenes de captura y seguimiento, y garantías -, así como la escala móvil que permite al gobierno intensificar sus esfuerzos de investigación.
  3. Igualdad entre tránsito y almacenamiento: En general, una categoría particular de información debe tener el mismo nivel de protección tanto en tránsito como si está guardada.
  4. Consistencia: El contenido de las comunicaciones debe estar protegido por una orden judicial basada en una causa probable, independientemente de la fecha de la comunicación y de si ha sido “abierta” o no.
  5. Sencillez y claridad: Todas las partes interesadas -los proveedores de servicios, los usuarios y los investigadores del gobierno- se merecen normas claras y sencillas.
  6. Reconocimiento de todas las excepciones existentes: Como, por ejemplo, las disposiciones que permiten la revelación al gobierno sin orden judicial en casos de emergencia. Estos principios deben dejar todas las excepciones en su lugar.

En particular, los promotores de la reforma desean modernizar la ECPA en cuatro aspectos:

1.       Mejor protección de los datos almacenados en línea: El gobierno debe conseguir en primer lugar una orden de registro para poder acceder a cualquier comunicación privada o a documentos almacenados en línea.

2.       Mejor protección de la privacidad de una localización: El gobierno debe obtener una orden de registro para poder rastrear la ubicación de un teléfono celular u otro dispositivo de comunicaciones móviles.

3.       Mejor protección frente a vigilancia de cuándo y con quién nos comunicamos: El gobierno debe demostrar ante un tribunal que los datos que busca son importantes y pertinentes para una investigación criminal antes de averiguar cuándo y con quién se comunica una persona mediante correo electrónico, mensajería instantánea, mensajes de texto, teléfono, etcétera.

4.       Mejor protección ante solicitudes de datos masivos: El gobierno debe demostrar ante un tribunal que la información que busca es necesaria para una investigación criminal antes de obtener los datos relativos a toda una clase de usuarios.

Representantes de la Coalición Debido Proceso Digital han comparecido ante comités legislativos y se han reunido con congresistas y miembros del Departamento de Justicia y varias agencias de seguridad gubernamentales. En Diciembre de 2010 consiguieron el primer resultado, el anuncio por parte del gobierno de la próxima creación de una Oficina de Política de Privacidad en el departamento de Comercio, que se encargaría de redactar una declaración de derechos de privacidad en Internet para los ciudadanos estadounidenses.

Asimismo, las crudas revelaciones sobre las escuchas telefónicas ilegales del tabloide propiedad del magnate Rupert Murdoch, ya han servido para que el gobierno de Australia, país donde nació el propio Murdoch, anuncie la preparación de una ley de privacidad.

Por lo que respecta a la directiva europea sobre privacidad online, que todos los estados miembros deberían haber adoptado a finales de Mayo de 2011, España todavía no la ha incorporado y se desconoce, con unas elecciones generales anticipadas ya al 20 de Noviembre próximo, cuándo sus señorías se dignarán hacerlo.

Fuentes: Google Public Policy Blog, Digital Due Process Coalition
Foto: RedUSERS
Vídeo: Digital Due Process Coalition

Entradas relacionadas

Anuncios

3 comentarios en “La olvidada protección de la privacidad en línea

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s