Oriol Maspons, el arte de mostrar lo relevante

La Mancha, 1961 (Foto: Oriol Maspons)
La Mancha, 1961 (Foto: Oriol Maspons)

El pasado 12 de Agosto murió el fotógrafo Oriol Maspons, a los 84 años de edad. Este catalán universal de extracción burguesa formó parte de la llamada Gauche Divine (Izquierda Divina), un movimiento de intelectuales y artistas que se desarrolló en la Barcelona de los años 60 y 70.

Él fue siempre fiel a su máxima teórica de que en fotografía deben ir juntos arte y utilidad, igual que en la arquitectura y el diseño

Maspons, que se mantuvo siempre al margen de los círculos socioculturales del régimen franquista, captó la atmósfera social de España entre la posguerra de los años 50 y el despegue económico de los 60, hasta culminar la modernización del lenguaje fotográfico en la moda, la arquitectura, la publicidad, la ilustración gráfica y el retrato.

Teresa Gimpera, 1967 - Oriol Maspons
La actriz Teresa Gimpera posa para un cartel de la discoteca Bocaccio en 1967 (Foto: Oriol Maspons)

En 1955 se trasladó a París por la compañía de seguros para la que trabajaba y allí entró en contacto con grandes fotógrafos de revistas ilustradas como Brassai, Cartier Bresson, Robert Doisneau o Guy Bourdin, a quienes entrevistó para la revista AF, y aprendió como trabajaban en la agencia Magnum.

Cuando regresó a Barcelona, en 1957, alternó la moda y la publicidad con el reportaje para Gaceta Ilustrada. En 1958, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MOMA) adquirió tres fotografías suyas para el fondo permanente de autores y al año siguiente Gran Bretaña le distinguió como mejor fotógrafo del año. También fue el primer español representado en el Photography Annual americano de 1959.

En la actualidad, gran parte de su obra (1.500 fotografías en papel) se conserva en el Museo Nacional de Arte de Cataluña (MNAC), en Barcelona, donde la Generalitat de Cataluña le otorgó la Cruz de Sant Jordi en 2006.

Maspons realizó un importante papel en la actualización, renovación e internacionalización de la fotografía de su época, sobre todo como director de la revista AFAL (1956-1963) y dentro de la Agrupación Fotográfica de Cataluña, donde combatió contra lo que él llamaba el “salonismo” o fotografía de salón intrascendente.

El editor y poeta Carlos Barral en Calafell (Tarragona), donde solía veranear, en el año 1960 (Foto: Oriol Maspons)
El editor y poeta Carlos Barral en Calafell (Tarragona), donde solía veranear, en el año 1960 (Foto: Oriol Maspons)

A estilo de los reportajes de guerra de Magnum, Maspons retrató la realidad rural y chabolista de España, los inéditos hippies de Ibiza o la gente bien de la Costa Brava, muchos de ellos escritores, artistas, editores y cineastas de la pujante industria cultural que entonces albergaba Barcelona. La gran pasión de Oriol Maspons fue, sin lugar a dudas, la fotografía de chicas modelo de publicidad y moda.

También ilustró portadas y libros enteros, como ‘La caza de la perdiz roja’, escrito por Miguel Delibes; ‘Toreo de salón’, de Camilo José Cela, y ‘Poeta en Nueva York’, sobre el poema de Federico García Lorca.

La editora Esther Tusquets junto al escritor Miguel Delibes durante la preparación del foto-libro 'La caza de la perdiz roja
La editora Esther Tusquets junto al escritor Miguel Delibes durante la preparación del foto-libro ‘La caza de la perdiz roja”. Sedano (Burgos), 1961 (Foto: Oriol Maspons)

En los años 60, en asociación con el fotógrafo Julio Ubiña, colaboró con las mejores revistas gráficas del momento como Paris Match, L’Oeil y Gaceta Ilustrada, donde Maspons publicó reportajes sobre Pablo Neruda, Ernest Hemingway, Salvador Dalí, Amalia Rodrigues, Jackie Stewart o Fidel Castro. También fue fotógrafo de cine para Fellini y Rossellini, y trabajó para la Mostra de Venecia, lo que le permitió retratar a estrellas como Brigitte Bardot, Monica Vitti o Mastroianni.

Tras ser fichado en 1975 por Interviú, recorrió medio mundo cubriendo reportajes en Chile, Estados Unidos, Brasil, Thailandia, Japón, India, Filipinas, Camerún, Nigeria y Canadá.

Cadaqués (Girona), Costa Brava, 1966 (Foto: Oriol Maspons)
Cadaqués (Girona), Costa Brava, 1966 (Foto: Oriol Maspons)

Maspons siempre criticó al poder político con su palabra y con sus imágenes, tanto en la dictadura como en la democracia. Él fue siempre fiel a su máxima teórica de que en fotografía deben ir juntos arte y utilidad, igual que en la arquitectura y el diseño. No es de extrañar que el poder le haya devuelto el golpe no concediéndole el Premio Nacional de Fotografía.

Fotos: Oriol Maspons

Entradas relacionadas

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s