Caso Raval: De “todo el mundo está mirando” a “todo el mundo está grabando y lo está contando”

La juez ha llamado a declarar, como imputados, a ocho agentes de los Mossos d’Esquadra que participaron en la reducción y detención violenta del empresario del Gayxample Juan Andrés Benítez la noche del pasado 5 de Octubre en el barrio barcelonés del Raval. Benítez falleció a consecuencia de la paliza, pero los policías aseguraban que los golpes se los había dado la propia víctima al resistirse a la detención. Ésta ha sido la versión oficial durante casi un mes hasta que, gracias a los vídeos grabados por dos vecinos y entregados a la juez, y que publicó el periódico El País en su web el 23 de Octubre, la juez ha imputado a los ocho mossos y les ha llamado a declarar. Por su parte, el conseller de Interior les ha apartado del servicio.

Los agentes han sido acusados de torturas, obstrucción a la justicia por presuntamente haber falseado el atestado y un delito de coacciones contra los autores de los vídeos por haberles exigido que se los entregaran o borraran.

En el vídeo de arriba se puede apreciar que la víctima está agarrada por cuatro mossos mientras le propinan puñetazos y golpes continuados en medio de estremecedores alaridos de dolor. Esta vez, los policías van a ser juzgados porque la juez ha tenido en consideración unas pruebas aplastantes, los vídeos de ciudadanos testigos de la agresión, gracias a que hoy casi todo el mundo tiene un teléfono móvil con cámara de fotos y vídeo.

Ahora los ciudadanos podemos apoyar nuestros testimonios con fotos y vídeos, algo que hasta hace pocos años sólo tenían el poder de hacer los medios de comunicación

Ahora los ciudadanos somos más libres porque podemos apoyar nuestros testimonios con fotos y vídeos, algo que hasta hace pocos años sólo tenían el poder de hacer los medios de comunicación: el cine, la prensa, la radio (testimonios sonoros) y la televisión. Aunque desde el poder ya se están planeando cambios legales para limitar las grabaciones en manifestaciones y actos públicos, es nuestro derecho y lo vamos a defender.

En Agosto de 1968, miles de manifestantes contra la guerra de Vietnam fueron disueltos a palos por miles de policías y militares tras cinco días de acampada en Chicago. Los disturbios acabaron con 589 detenidos y 119 policías y 100 manifestantes heridos. Cuando el portavoz de los manifestantes ese día, Ronnie Davis, iba a comparecer ante los medios de comunicación preguntó al encargado de relaciones con la prensa, Don Rose, qué decía. “Diles que todo el mundo está mirando y nunca van a salirse con la suya otra vez”, respondió Rose.

Efectivamente, las tropas de Estados Unidos abandonaron Vietnam en 1973 porque los americanos dejaron de apoyar la guerra contra el comunismo, que era como les habían presentado el conflicto, gracias a que buena parte de la prensa no miró para otra parte y cubrió los movimientos pacifistas. La gente venció al poder porque todo el mundo estaba mirando.

Afortunadamente, ahora hemos pasado de “todo el mundo está mirando” a “todo el mundo está grabando y lo está contando” a través de las redes sociales. Los delincuentes y criminales de todo tipo, hasta los que visten de uniforme, gozan ahora de mucha menos impunidad que antes.

Vídeo: El País/Prodigi0Factory

Entradas relacionadas

Para leer más: redes sociales

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s