Hay una alternativa a cerrar empresas y bajar sueldos: devaluar el euro

El presidente del BCE, Mario Draghi (Foto: rtve.es)
El presidente del BCE, Mario Draghi (Foto: rtve.es)

[Entrada actualizada el 7 de Marzo de 2014]

Los llamamientos de la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) a profundizar en la reforma laboral y a seguir disminuyendo los costes laborales en España son constantes en los últimos años. Ayer mismo, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, volvió a la carga.

El argumento que esgrimen es que, como el euro es una divisa fuerte con respecto al dólar (primera moneda del comercio mundial), hay que ganar competitividad produciendo y exportando más barato por la vía de la bajada de los salarios. A cambio, un euro revaluado (acabó 2013 cambiándose a 1,37 dólares) permite abaratar las importaciones, desde el petróleo o el gas natural hasta los coches japoneses y todo tipo de aparatos de electrónica, informática o electrodomésticos, por ejemplo. Además, todos los inversores extranjeros en deuda pública de los estados del euro mantienen sus expectativas de rentabilidad y así nos aseguramos financiación para el futuro.

Nos iría mucho mejor si intentáramos concienciar a los españoles de la necesidad de presionar a Alemania y el BCE para que devalúen el euro

El resultado de esta política impulsada por los gobiernos de derecha que dominan la zona euro, y especialmente por Angela Merkel, está a la vista: empobrecimiento general, cinco millones de parados, precariedad laboral, desplome del consumo interno, desmantelamiento del Estado del bienestar (sanidad, educación, pensiones, igualdad de oportunidades) y carga de todo el peso del ajuste sobre los sectores asalariados y la clase media de la sociedad española. En cambio, Alemania, que importa muchos componentes de China y otros países no europeos a bajo precio por el efecto tipo de cambio, no solo no ve afectadas sus exportaciones por la fortaleza del euro sino que marcó al cierre de 2013 el récord histórico de superávit comercial con 198.900 millones de euros, un 4,8% más que en 2012.

Pero si se busca en los periódicos, televisión y demás medios españoles prácticamente no se encuentran referencias críticas a la hoja de ruta antisocial trazada por el BCE siguiendo directrices germanas y de sus aliados del norte de Europa. Es muy preocupante que la opinión pública española, a diferencia de otros países europeos como Francia, no se plantee en absoluto qué alternativas hay a la doctrina oficial de la devaluación interna. Porque existen otras alternativas y muy particularmente una: la devaluación de la moneda única.

Si se devaluara el euro se penalizarían las importaciones y se favorecerían las exportaciones al ganar competitividad sin bajar más los salarios. Eso se traduciría en creación de empresas que fabricarían en España muchos productos que ahora se importan y en disminución del paro. Más actividad lleva consigo aumento del consumo interno y, por efecto de la devaluación monetaria, también inflación, que es una forma de empobrecimiento general, no selectiva como la devaluación interna que estamos sufriendo ¡Pero es que 2013 acabó con una inflación del 0,3% en España! Hay margen para que haya una tasa razonable de inflación (entre el 2% y el 4%) si a cambio mitigamos el desempleo y rescatamos a las personas.

Nos iría mucho mejor si intentáramos concienciar a los españoles de la necesidad de presionar a Alemania y el BCE para que devalúen el euro en lugar de, cual típicas escenas goyescas, pelearnos con soberanismos, balanzas fiscales y otras gaitas mientras los responsables del hundimiento de las cajas se van de rositas, no se aborda la reforma de la Constitución ni de la financiación autonómica y, en cambio, el PP promete bajada de impuestos (en periodo preelectoral) pese al récord de deuda pública que arrastramos, cercano al 10% del Producto Interior Bruto (casi un billón de euros).

Demencial.

ACTUALIZACIÓN

El euro toca máximos desde 2011 y roza los 1,39 dólares por la inacción del BCE

El BCE hibernando (artículo de José Carlos Díez)

Foto: rtve.es

Entradas relacionadas

Para leer más: euro

Guardar

Anuncios

Un comentario en “Hay una alternativa a cerrar empresas y bajar sueldos: devaluar el euro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s