Ya pasamos la mitad de nuestra actividad digital en aplicaciones móviles

Una escena cotidiana (Foto: siliconAngle)
Una escena cotidiana (Foto: silicon Angle)

Son datos de Estados Unidos pero pronto los alcanzaremos en España: la mitad del tiempo online ya lo pasamos usando aplicaciones en dispositivos móviles (teléfonos inteligentes y tabletas), frente a los clásicos navegadores de páginas web como Firefox, Explorer o Chrome para escritorio. Es decir, ahora consultamos el correo con la aplicación de Gmail desde el  móvil, chateamos con WhatsApp, accedemos a Twitter con una de sus muchas aplicaciones para Android, iOS o Blackberry; compartimos fotos en Instagram, consultamos el tiempo, el estado del tráfico en nuestra ciudad o pedimos un taxi, todo ello mediante aplicaciones móviles.

Según comScore, los usuarios de internet de Estados Unidos ya pasaban el 60% del tiempo en plataformas móviles el pasado mes de Mayo, frente al 50% de un año antes. Y las aplicaciones móviles alcanzaron en Mayo el 51% del tiempo de uso total de internet.

En Diciembre de 2013 los norteamericanos pasaron a usar más la red en dispositivos móviles que en fijos (Gráfico: comScore)
En Diciembre de 2013 los norteamericanos pasaron a usar más la red en dispositivos móviles que en fijos (Gráfico: comScore)

Como puede verse en el gráfico, el adelantamiento en el uso de lo móvil sobre los navegadores de escritorio tuvo lugar en Estados Unidos en Noviembre de 2013. Es asombroso con qué rapidez están cambiando los hábitos de los ciudadanos conectados a la red, lo cual trae consigo no pocas consecuencias para los nuevos medios.

Una aplicación (de mapas, por ejemplo) lleva al usuario a la nube, le priva del control que tiene en un navegador o en su ordenador, le impone sus propias reglas y puede restringir o eliminar el acceso a enlaces. Asimismo, la actividad dentro de las aplicaciones móviles no suele estar indexada por los buscadores como Google. Y por último, las aplicaciones son cotos cerrados donde es muy fácil cobrar por la descarga o el servicio y por lo tanto todas las empresas están muy interesadas en desarrollarlas para hacer negocio.

Reparto por actividades del tiempo empleado en ordenadores y en móviles -teléfono y tableta- en EEUU (Gráfico: comScore)

Si nos fijamos en el cuadro superior, la mayoría de las actividades que antes se hacían en un PC han pasado a ser consustantivas del móvil o la tableta: aparte de la radio, que siempre ha sido muy portátil, los estadounidenses ven y comparten fotos en dispositivos móviles durante el 96% de su actividad digital, al igual que los mapas y la mensajería instantánea (el 90% del tiempo es móvil).

En cuanto a las redes sociales, los usuarios de Estados Unidos acceden a ellas desde teléfonos o tabletas la mayor parte del tiempo (71%), frente a los terminales estáticos del trabajo o el hogar. El portal comScore, especializado en análisis de audiencias en internet, cifra en un 55% el incremento del uso de redes sociales en plataformas móviles en EEUU durante el último año. La actividad en redes sociales vía móviles ha aumentado la participación total en internet un 31% entre Mayo de 2013 y el mismo mes de 2014. Y el 24% de todo el tiempo pasado en plataformas móviles se debe a Facebook. Siempre con datos referidos a EEUU.

A la vista de esto cobra todo su sentido el famoso titular de la revista Wired ‘The Web Is Dead. Long Live the Internet’ [La web ha muerto. Larga vida a internet], correspondiente a un artículo de Chris Anderson y Michael Wolff publicado en 2010 donde planteaban que, veinte años después de su nacimiento, la World Wide Web estaba en declive porque le estaban comiendo terreno las aplicaciones, que no se utilizan para buscar sino para conseguir. “Productores y consumidores están de acuerdo: la web no es la culminación de la revolución digital”, señalaba Anderson.

Ingram: “Todo el propósito de la red es vincular las cosas en formas interesantes o relevantes ¿Cómo se hace eso con las aplicaciones? La respuesta es que no se hace”

Por su parte, Mathew Ingram aludió recientemente en su blog a un artículo de Chris Dixon, socio de la firma de capital riesgo Andreessen Horowitz, quien advierte que deberíamos preocuparnos porque se está creando un futuro en el que la web será un “producto de nicho” y el ambiente dominante serán las aplicaciones móviles, jardines amurallados propiedad de una pareja de gigantes de internet, lo que sería malo para la innovación.

Dixon sostiene que es probable que el problema empeore a medida que más empresas se den cuenta de que una aplicación les da mucho más control sobre la experiencia del usuario que un sitio web. Y que la menor inversión en la web móvil (navegadores abiertos para dispositivos móviles, por ejemplo) acabe impulsando a los usuarios todavía más hacia las aplicaciones. El resultado, dice, es un futuro “como la televisión por cable – unos canales/aplicaciones dominantes que se asientan en las pantallas principales de los usuarios y todo lo demás queda relegado a los niveles más bajos o a la irrelevancia”.

Lo cierto es que las aplicaciones encierran contenido en unos muros que no son compatibles con la web abierta tal como fue concebida en un principio por sus creadores. Tim Berners-Lee, uno de ellos, señaló que “podríamos perder la libertad de conectar con los sitios web que queremos [y] los efectos negativos podrían extenderse a los teléfonos inteligentes y las tabletas, que son además portales para la información extensa que la web ofrece”.

La mayor preocupación de Berners-Lee son los enlaces: todo el propósito de la red es vincular las cosas en formas interesantes o relevantes ¿Cómo se hace eso con las aplicaciones? La respuesta es que no se hace, concluye Ingram. Las consecuencias de estos cambios en el uso de la red, de nuestra cada vez mayor dependencia de las aplicaciones en detrimento de la navegación con URL, no están muy claras, pero no parecen favorecer precisamente la libertad de información ni de expresión. Todo indica que, si no despertamos, nos van a pastorear de lo lindo.

Foto: silicon Angle
Gráficos: comScore

Entradas relacionadas

3 comentarios en “Ya pasamos la mitad de nuestra actividad digital en aplicaciones móviles

  1. Aunque la he leído con retraso, gracias por el post y la información, interesante y expuesta con exceente linealidad (¡tendré que visitar su blog más a menudo para no llegar siempre tarde!…) Saludos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s