Legrain: “La gran prioridad en la crisis de la Unión Europea ha sido salvar a la banca alemana y francesa”

Philippe Legrain, ex asesor de Durão Barroso y profesor de la London School of Economics (Foto: Irish Examiner)
Philippe Legrain, ex asesor de Durao Barroso y profesor de la London School of Economics (Foto: Irish Examiner)

El economista inglés Philippe Legrain, ex asesor del anterior presidente de la Comisión Europea José Manuel Durão Barroso y profesor de la London School of Economics, ha publicado el libro ‘European Spring: Why Our Economies and Politics are in a Mess – and How to Put Them Right’ [Primavera europea: Porqué nuestras economías y políticas están hechas un lío – y cómo arreglarlas], que está considerado por el poco sospechoso de izquierdista Financial Times como uno de los mejores libros de 2014.

Lo que dice Legrain en su libro, que por cierto aún no ha sido traducido al español, es vergonzoso para los actuales dirigentes de la Unión Europea y de la moneda única. En una entrevista con Hernán Garcés y Arthur Vigneron, de la revista Alternativas Económicas, Legrain responde a las principales cuestiones abordadas en la obra y a otras más de actualidad, como el pulso entre el gobierno griego de Syriza y el Eurogrupo. Recojo algunas de las respuestas más reveladoras. Las negritas son mías.

Sobre Grecia:

Cuando, en 2010, Grecia se vio aislada de los mercados, su deuda, enorme y en rápido aumento, era sin lugar a dudas impagable. Tanto los inversores como los empleados del FMI lo sabían. Por lo tanto, se debería haber aplicado una quita a esa deuda, como el FMI reconoció después públicamente. Sin embargo, para evitar que los bancos alemanes y franceses sufrieran pérdidas, los responsables políticos de la zona euro, y en particular la canciller alemana Angela Merkel junto al trío francés compuesto por el presidente de Francia Nicolas Sarkozy, el presidente del Banco Central Europeo Jean-Claude Trichet y el presidente del FMI Dominique Strauss Kahn, hicieron creer que Grecia solo estaba atravesando problemas de financiación temporales. En violación de los tratados de la UE, cuyas normas impiden los rescates, prestaron dinero de los contribuyentes europeos al insolvente gobierno griego, en apariencia por solidaridad, pero con el objetivo real de rescatar a esos bancos extranjeros. En realidad, este préstamo condenó a los pobres griegos a una “prisión de deuda”. Al poner los intereses de la banca por encima de los de los ciudadanos comunes, los responsables de la zona euro han enfrentado a unos europeos contra otros.

“Necesitamos con urgencia una zona euro más libre, justa y democrática”

Sobre el euro:

Creo que, mientras que el euro tiene fallos de diseño, la zona euro se ha convertido en una monstruosidad -una prisión de deudores glorificados- debido a los errores catastróficos que se han cometido durante la crisis. Los contribuyentes han tenido que pagar el precio de las malas prácticas de préstamo de la banca. Los países acreedores, en particular Alemania y los Países Bajos, han trasladado los costes totales de la crisis a los países deudores, principalmente a España. Se ha impuesto un sufrimiento innecesario a la gente común, aplicando una austeridad colectiva y unos recortes salariales excesivos y prematuros. Por último, la nueva camisa de fuerza fiscal prohíbe decisiones legítimas y democráticas sobre fiscalidad y gasto. En conclusión, necesitamos con urgencia una zona euro más libre, justa y democrática.

Sobre el rescate de Bankia:

La solución era simple: copiar y pegar las leyes de resolución bancaria que ya habían sido promulgadas en otras partes, por ejemplo en Gran Bretaña; eliminar a los accionistas de Bankia; y dejar que sus acreedores cargaran con la deuda, convirtiendo sus bonos en acciones. Sin embargo, el gobierno español tomó la decisión política de rescatar a Bankia, que estaba dirigido por el ex ministro de economía del PP Rodrigo Rato.

Ante el futuro:

Soy optimista en el sentido de que el futuro de Europa no tiene por qué ser tan desolador como el presente. Los europeos podemos cambiarlo para mejor. Pero el cambio no ocurrirá de manera automática. Tenemos que luchar por ello.

Fuente: eldiario.es
Foto: Irish Examiner
Imagen portada: philippelegrain.com

Entradas relacionadas

Para leer más: euro

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s