Seis años después, España pierde 46.000 millones por las ayudas a la banca no devueltas, un 4,4% del PIB

Para ver la infografía ampliada clickar en ella (Fuente: El Confidencial)
Para ver la infografía ampliada clicar en ella (Fuente: El Confidencial)

El Banco Central Europeo (BCE) ha publicado recientemente un informe sobre el impacto fiscal que han tenido las ayudas bancarias no devueltas en los países del euro. Según el mismo, las ayudas públicas a la banca española entre 2008 y 2014 que ya no se recuperarán ascienden a unos 46.000 millones de euros, una cantidad que ha engrosado el déficit público en un 4,4% del Producto Interior Bruto (PIB).

Ahora el Gobierno del Partido Popular ha recibido serias advertencias por parte de la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el BBVA, que aseguran que España no va a cumplir los objetivos de déficit público fijados para 2015 y 2016 (4,2% y 3,5% del PIB, respectivamente).

La banca española, ahora instalada en los beneficios, debería contribuir con más impuestos a ayudar a enjugar el déficit que ella misma ha engordado

La Comisión prevé que España superará en tres décimas el objetivo de déficit en 2015 y en siete el año que viene. En total, el desvío sería de 1 punto del PIB, unos 10.000 millones de euros.

En 2014 España cerró el ejercicio con la tasa de déficit más elevada de los 28 países de la UE, un 5,8%. Solo Chipre la superó (8,8%), pero no es una economía comparable con la española.

Si tenemos en cuenta que las ayudas a la banca no recuperables representaban en 2014 el 4,4% del PIB, el déficit público imputable a todas las administraciones de España durante ese año fue solamente del 1,4% del PIB, lo que da idea de la magnitud del esfuerzo que están haciendo los ciudadanos en un momento con casi cinco millones de desempleados.

Pero a la hora de tomar medidas y explicar este abultado desfase fiscal, ni Mariano Rajoy, ni la Comisión Europea, ni el FMI, ni el BBVA han aludido a la principal causa del mismo: las ayudas financieras a las cajas de ahorros españolas que no han sido recuperadas ni lo van a ser ya. En cambio, las soluciones propuestas son, para variar, más recortes o mayores cargas impositivas.

Ayudas financieras cajas
Fuente: Banco de España / El País

Nadie dice que la banca, que lleva varios años con saneados beneficios (5.460 millones de euros solo en la primera mitad de 2015), debería aportar más de lo que ahora da para resolver un problema de déficit que en buena parte es culpa suya y porque, además, se ha beneficiado con una privatización de las antiguas cajas a precio de saldo con grandes ayudas públicas.

Según el BCE, los bancos españoles disfrutaban a finales de 2014 de garantías públicas por un importe equivalente al 5,2% del PIB, casi el doble de la media de la zona euro, que era del 2,7%.

Y eso de no devolver las ayudas por parte de los bancos es una práctica generalizada en Europa (sólo han devuelto el 40% de 800.000 millones al cabo de ocho años), pero no es inevitable si hay voluntad política: tras la crisis de 1991, Suecia consiguió recuperar el 95% de las ayudas en los cinco años siguientes.

Fuente: eldiario.es
Gráficos: El Confidencial, El País
Foto destacada: eldiario.es

Entradas relacionadas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s