El ‘diktat’ neoliberal ha condenado a Europa al endeudamiento sistemático y a una creciente desigualdad

Opinión

La estrategia económica que adoptó la Unión Europea con el nefasto Tratado de Maastricht (1992) ha confirmado, dos décadas después, el triunfo de las tesis neoliberales (“los mercados van a disciplinar a los políticos” – Theo Waigel, ministro alemán de Hacienda) que anticiparon en sus respectivos países Margaret Thatcher y Ronald Reagan; políticas caracterizadas por la desrregulación en sectores como el financiero o el laboral (lo que ha provocado los abusos y operaciones altamente especulativas que dieron lugar a la crisis financiera de 2008 y un aumento de la desigualdad récord en Europa y EEUU desde la Segunda Guerra Mundial), el endeudamiento salvaje de empresas y familias, y bajadas de impuestos que condujeron a recortes en las prestaciones sociales y privatizaciones (el mayor foco de corrupción junto a la contratación pública) para paliar el consiguiente endeudamiento de las administraciones.

La consecuencia de estas políticas ha sido sumamente beneficiosa para el sector financiero en su conjunto, que se ha convertido en el intermediario imprescindible tanto para los inversores y consumidores como para los estados, mientras que la economía no financiera ha entrado en una senda de deslocalización en beneficio de países subdesarrollados y subcontratación (cuyo máximo exponente son los llamados emprendedores o autónomos) que ha aplastado los márgenes a los sectores más vulnerables socialmente hasta extremos tercermundistas.

No hay que ser una lumbrera para darse cuenta de que esto es un camino al endeudamiento primero y al saqueo de lo público después en forma de privatizaciones, cuando los ingresos fiscales no llegan para pagar los intereses y ya no se puede recortar más el gasto. El caso de Grecia, que en 2015 perdió su red de aeropuertos a manos de empresas alemanas, es muy ilustrativo al respecto.

El endeudamiento es esgrimido por los economistas del sistema como la vía natural para llegar a la inversión, considerada el gran motor de la economía, pero aquí el truco está en qué y para qué se invierte: no es lo mismo construir aeropuertos sin aviones que desplegar una red de centros educativos, por ejemplo.

Otro de los inconvenientes del endeudamiento es el llamado efecto riqueza: cuando alguien puede comprarse un coche o una casa gracias a un préstamo cree que posee realmente ese bien, ya que lo está disfrutando igual que si hubiera puesto todo el dinero de su propio bolsillo. Pero el bien no es suyo, sino que lo tiene que terminar de pagar, lo que provoca que sea más vulnerable y dócil a la hora de negociar sus condiciones salariales con la empresa por temor a ser despedido, si no terminan bajándole el sueldo. En resumen: el endeudamiento, a la larga, aumenta la desigualdad de rentas; mientras que si a ese trabajador le pagaran un sueldo mayor habría una mejor distribución de la riqueza.

Y como ya habrás deducido, querido lector, tanto los ciudadanos como los estados altamente endeudados son rehenes de los bancos o los mercados financieros, que es para quienes gobiernan en la Unión Europea mientras que, vergonzosamente, no hay voluntad política ni dinero comunitario para tratar como humanamente se merecen a los centenares de miles de refugiados que huyen de la guerra de Siria, Iraq o Afganistán.

P.D.- Simon Muntaner ha publicado esta entrada en el blog Según Antonio Baylos…: Se debe rechazar el modelo liberal autoritario europeo.

Foto destacada: El Periódico

Entradas relacionadas

(Este artículo también está disponible en Medium: El ‘diktat’ neoliberal ha condenado a Europa al endeudamiento sistemático y a una creciente desigualdad)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s