Así aumentaron los pobres en medio siglo de neoliberalismo en Estados Unidos

[Entrada actualizada el 18 de Octubre de 2018]

En el tuit de arriba tenemos un gif animado con un gráfico que muestra cómo se repartieron las rentas (cada columna es un tramo de ingresos) en Estados Unidos a lo largo de casi medio siglo, entre 1971 y 2015.

En la línea horizontal vemos desde cero ingresos (a la izquierda de todo) hasta más de 200.000 dólares/año de 2014 (a la derecha), mientras que en la línea vertical se ve el tanto por ciento de hogares que tienen ese nivel de renta cada año por los que va pasando el gif.

En los años 70 la inmensa mayoría ganaba entre 10.000 y 75.000 dólares anuales. En el vídeo se toma ese momento como referencia y se marca con una línea azul, que ya en 1981 empieza a quedar por arriba de los ingresos más comunes, al descender el porcentaje de hogares que perciben en torno a 50.000 dólares, pero aumentar ligeramente los que ganan cerca de 100.000 dólares. Fue un momento dulce que coincide con la llegada a la presidencia de Ronald Reagan, que fue quien impulsó el desmantelamiento del Estado del bienestar en EEUU.

Esa operación de destrucción del Estado del bienestar también la llevaron a cabo Margaret Thatcher en Reino Unido o José María Aznar en los años 90 en España

Cuando sube el número de ricos hay un terreno abonado para conseguir votos prometiendo bajar los impuestos y eso hizo Reagan: bajó los tipos más altos del impuesto sobre la renta del 70% al 28% en siete años mientras que subió los impuestos sobre las nóminas, así como los tipos impositivos efectivos de la población con menores ingresos, para poder financiar la Seguridad Social.

Reagan prometiendo bajar los impuestos a las rentas medias (Foto: Isocracy)

El cuento del neoliberalismo es siempre el mismo: menores impuestos (ocultando que es solo para los ricos) y mayor gasto público en defensa, infraestructuras y ayudas a determinados sectores de la economía vía subvenciones o reducción de impuestos, así como con marcos regulatorios más relajados para los empresarios (de ahí lo de neoliberalismo) que permitían el florecimiento de la corrupción y la formación de burbujas especulativas en los mercados inmobiliario y financiero principalmente.

El resultado es que se dispara el déficit público y ¡vaya por Dios! es preciso recortar en sanidad, educación, pensiones y demás gastos sociales. Además, se privatiza a precio de saldo todo lo público que pillan por delante y que sea rentable, desde compañías eléctricas hasta hospitales. Esa operación de destrucción del Estado del bienestar también la llevaron a cabo Margaret Thatcher en Reino Unido o José María Aznar en los años 90 en España.

Una vez aumenta el desempleo la caída de los salarios está cantada, así como la precariedad que legalizan las sucesivas reformas laborales hasta llegar a los niveles de desigualdad de rentas actuales.

Siguiendo los gráficos de un medio tan poco sospechoso de anticapitalismo como el Financial Times con datos del Pew Research Center, en 1991 siguen descendiendo las rentas medias y en cambio aumentan a casi un 4 por ciento los hogares que ingresan más de 200.000 dólares anuales. En 2001 ya eran el 7 por ciento, igual que en 2008, pero justo por la crisis que ese año se desató por la quiebra de Lehman Brothers, solo ella valorada en 613.000 millones de dólares, en 2011 los hogares perceptores de más de 200.000 dólares bajaron al 6 por ciento.

Sin embargo, en 2015 los ricos vuelven a superar el 7%, mientras que los ingresos entre 100.000 y 200.000 dólares llegan a un pequeño mayor porcentaje de hogares que en los lejanos años 70 y los inferiores a 100.000 representan claramente un menor porcentaje de perceptores, a excepción de los hogares con rentas inferiores a 5.000 dólares/año, que desde 2011 solo han hecho que aumentar, hasta superar el 2 por ciento, lo que indica que el neoliberalismo y su creciente desigualdad económica y social imperan en la política económica de EEUU.

ACTUALIZACIÓN

El economista y columnista del diario británico The Guardian Aditya Chakrabortty describe nítidamente los perversos efectos del neoliberalismo en el Reino Unido desde su implantación por Margaret Thatcher hace 40 años. En un artículo titulado Britain fell for a neoliberal con trick – even the IMF says so, Chakrabortty afirma que el Fondo Monetario Internacional (FMI) sitúa las finanzas públicas de Gran Bretaña como las más débiles de un grupo de 31 naciones desarrolladas analizadas, excepto Portugal, “y dice que la privatización es la culpable”.

“Vamos a aclararlo. El neoliberalismo le ha estafado y le ha robado a ciegas. La evidencia de esto se está acumulando: en sus facturas, en sus servicios y en las finanzas de su país”, concluye Chakrabortty.

Tuit: Conrad Hackett
Foto: Isocracy

Entradas relacionadas

Para leer más: EEUU

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.