Vestigios obreros en la ciudad postindustrial

Bloque en el barrio de Simondrogas, Sestao (Foto: A. Lucio)

Desde Santurce a Bilbao, como se titula la famosa canción popular, llevan más de un siglo dedicándose a la industria y la siderurgia como actividades principales. Forman la llamada Margen Izquierda del río Nervión y consta de cuatro municipios: Baracaldo, Sestao, Portugalete y Santurce. Es una zona moderna muy dinámica, con una potente industria, el puerto de Bilbao, el Bilbao Exhibition Centre (BEC) o feria de muestras y todo tipo de servicios, pero donde aún pueden verse residuos del pasado más genuino en el tejido urbano.

Durante décadas, antes y después de la Guerra Civil 1936-39, Vizcaya fue destino de trabajadores procedentes de toda España, especialmente la mitad oeste: Galicia, Castilla y León, Asturias, Cantabria, Navarra, La Rioja, Extremadura, Castilla-La Mancha y Andalucía. Y la Margen Izquierda fue la cuna del socialismo y el comunismo vascos a finales del siglo XIX.

Todavía hoy pueden verse fachadas centenarias que siguen dando a la metrópoli ambiente industrial y obrero en medio de la realidad posindustrial que vivimos en la actualidad, caracterizada por el desplazamiento de la gran industria, en este caso la siderurgia de Altos Hornos de Vizcaya, que tenía hornos en Baracaldo y Sestao, por las nuevas tecnologías, los servicios financieros, la informática, los servicios en general y las actividades especulativas, comenzando por el sector inmobiliario.

En urbanismo y arquitectura se emplea el concepto de ciudad heredada o legacy city, en inglés, para referirse a los cascos antiguos y otras construcciones con valor histórico o artístico, así como a las zonas con arqueología industrial, que sería el caso de la Margen Izquierda.

Bloque de viviendas de la cooperativa Aurrera en el barrio de Simondrogas, Sestao (Foto: A. Lucio)

Un aspecto para reflexionar es que estas verdaderas ruinas todavía sirven de vivienda en algunos casos, como puede observarse en el último piso de la foto de arriba: pese a tanto progreso y aumento de la renta para la mayoría de la población sigue existiendo miseria, la misma miseria económica que fue caldo de cultivo del movimiento obrero.

Fotos: Autor
Foto destacada: Antiguas oficinas de Altos Hornos de Vizcaya en Sestao

Anuncio publicitario

Tu opinión cuenta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s