Capitalismo financiero y captura del Estado

Viñeta: Forges / El País
Viñeta: Forges / El País

El catedrático de sociología Ignacio Sotelo explica en El País las tres fases históricas que ha tenido el capitalismo desde el siglo XVI hasta el presente: el capitalismo comercial, el industrial y el financiero, éste último el dominante desde finales del siglo XX. A diferencia de las dos anteriores, la tercera fase del capitalismo “necesita poca mano de obra y amenaza a la democracia”, según Sotelo.

Seguir leyendo “Capitalismo financiero y captura del Estado”

Anuncios

¿Recuperación? El crédito a empresas y familias ha disminuido en 300.000 millones con Rajoy

Viñeta: Manel Fontdevila

Desde que en Agosto pasado el desempleo en España disminuyó en 31 (treinta y una) personas, sobre un total de 4.698.783 parados, el Gobierno de Mariano Rajoy ha emprendido una campaña para hacernos creer que la economía está tocando fondo y que de ahora en adelante (habrá elecciones europeas en 2014 y elecciones municipales y generales en 2015) sólo vamos a conocer indicadores económicos positivos. La realidad es otra muy distinta, tal y como advierte el economista José Carlos Díez hoy en El País.

La realidad es que en lo que llevamos de legislatura (todo 2012 y hasta Junio de 2013) se han destruido 1,2 millones de puestos de trabajo (317.000 solo en el primer semestre de este año) como consecuencia de la crisis económica. Ahora bien, ¿a qué crisis nos referimos? ¿Por qué llevamos dos años seguidos de recesión, o mejor dicho, en depresión? La respuesta es porque el sector privado estaba fuertemente endeudado (al detener su actividad también ha aumentado el endeudamiento del sector público), y más específicamente, el sector financiero español. Tanto que ha sido inevitable tener que rescatarlo con 40.000 millones de euros procedentes de la Unión Europea y avalados con deuda soberana española, si bien Rajoy ha dicho que “se trata de un crédito que va a pagar la banca”.

España está sufriendo la mayor caída del crédito en 50 años

Como los bancos (los rescatados y los otros) dedican casi todos los fondos que pueden conseguir a saldar sus propias deudas con el exterior no les queda dinero para conceder crédito a empresas y familias, y si lo ofrecen es a cambio de unos intereses desorbitados. Además, esta situación tiene efecto boomerang, según explica José Carlos Díez:

Este deterioro de la capacidad de pago de nuestras empresas y familias ha debilitado aún más a nuestro sistema bancario. Sus márgenes caen, la morosidad aumenta y los precios de las garantías disminuyen, principalmente la vivienda. Esto, junto a sus dificultades para emitir bonos en los mercados internacionales, ayuda a explicar la restricción de crédito tan intensa que padecen nuestras empresas y familias. Solo el pasado mes de julio el crédito se desplomó en 27.000 millones y acumula una caída histórica de casi 300.000 millones en esta legislatura.

La cifra de crédito total que hay en cada momento es la diferencia entre el crédito que vence (o no se puede cobrar y tiene que ser tipificado como fallido) y el crédito nuevo que se concede. Precisamente la ausencia de nuevos préstamos es lo que nos ha llevado a la mayor restricción de crédito desde que se tienen series estadísticas, desde hace 50 años. De nada sirvieron las promesas de que el rescate bancario permitiría el regreso de los préstamos a la economía real.

La mayor caída del crédito en 50 años (Gráfico: El País)
La mayor caída del crédito en 50 años (Infografía: El País)

La última reforma laboral, aprobada por el Gobierno de Rajoy, ha ido dirigida a rebajar a los empresarios los costes laborales, además de facilitar y abaratar aún más los despidos, con lo que ha extendido los efectos de la crisis de deuda a los que no se habían endeudado y tienen o tenían un empleo en un efecto caída de fichas de dominó. Desempleo más precariedad laboral es igual a reducción del consumo interno, e igual a socavar la financiación de las pensiones. Según Díez, “el INE nos confirmó que, eliminando el efecto estacional, la economía española sigue destruyendo empleo con mucha intensidad”.

Más datos esenciales aportados por José Carlos Díez:

El consumo privado parece que ha encontrado un suelo. Pero las ventas de coches han retrocedido hasta niveles de los años setenta, a pesar del Plan Pive. Las ventas minoristas han vuelto a niveles de 1994 y, tras un desplome histórico en 2012, acumulan una caída del 30% desde 2007. Sin buenas perspectivas para el empleo, devaluación salarial intensificada por la reforma laboral, nueve millones de pensionistas perdiendo capacidad adquisitiva, emigración y caída de población, parados perdiendo la prestación, familias sometidas a restricción de crédito y más recortes que están por llegar, el gasto de las familias seguirá en el fondo durante un periodo prolongado y es vulnerable a recaídas.

Las ventas de viviendas siguen en caída libre y los precios también. Con el escenario anterior de renta y de expectativas es comprensible. Además, el aumento de los tipos de interés de las hipotecas hace que el esfuerzo financiero de una familia para comprar una casa haya compensado la caída del precio y si no revierte la restricción de crédito los precios tendrán que seguir cayendo para mejorar la accesibilidad a la compra.

Hemos visto una mejora en la prima de riesgo, al igual que en el resto de países periféricos. Pero es un espejismo ya que la fuga de capitales continúa y son los bancos nacionales los mayores compradores de deuda pública. En el primer semestre, los inversores internacionales han reducido su inversión en bonos y acciones españolas en 16.000 millones. Si lo comparamos con los casi 100.000 millones que salieron de España el primer semestre de 2012 provocados por la crisis de Bankia puede parecer un buen dato. Pero nuestra crisis es de deuda externa, la mayor parte privada, y la hemorragia continúa.

Pero no acaba ahí la factura por arreglar el sobreendeudamiento privado (de bancos, empresas y familias españoles) alcanzado en los primeros años del siglo XXI. Empujado a un ajuste o devaluación interna por la oposición de Alemania y otros estados miembro de la zona euro a acelerar las uniones fiscal y bancaria europeas, Mariano Rajoy se ha visto obligado a incumplir la última promesa electoral que le quedaba en pie: no tocar las pensiones.

Rajoy se ha metido en este callejón sin salida por su endeblez ante los acreedores extranjeros

Pero es que él mismo se ha metido en ese callejón sin salida por su endeblez ante los acreedores extranjeros: si sacrificas el gasto público, el crecimiento y el empleo (además de conquistas sociales como la sanidad y la educación públicas), en lugar de permitir que los bancos y empresas demasiado endeudados quiebren (igual que se han arruinado muchas familias), el resultado es que, además, estás torpedeando el futuro de las pensiones. Y eso supone cargarse definitivamente el Estado del bienestar ¿Se lo vamos a permitir los ciudadanos españoles, tanto de izquierdas como de derechas? Tenemos la palabra en las urnas.

Viñeta: Manel Fontdevila
Infografía: El País
Vídeo: PSOE

Entradas relacionadas

Para leer más: Mariano Rajoy

Por qué Alemania, y no el gasto público, es el mayor problema del euro

La disparidades de riesgo entre la deuda pública de los diferentes estados de la eurozona sólo benefician a Alemania (Gráfico: expansion.com)

Los países del sur de Europa están pagando estos últimos años de crisis económica un pecado original del euro: haber sido diseñado a la medida de los intereses de la Alemania de principios del siglo XXI, como explica Manuel Sanchis i Marco, profesor de Economía Aplicada de la Universitat de València, en su artículo ‘Alemania, el euro no es gratis’, publicado ayer en El País.

Seguir leyendo “Por qué Alemania, y no el gasto público, es el mayor problema del euro”

Rajoy pulveriza en siete meses los peores récords de Zapatero

Rajoy, en su primera visita a Merkel como presidente del Gobierno, en Enero de 2012 (Foto: Efe)

[Entrada actualizada el 22 de Octubre de 2012]

Después de siete meses en el poder es hora de hacer balance de lo realizado por el Gobierno de Mariano Rajoy. En política es fácil esconder la verdad con eufemismos o palabras huecas, pero es más difícil ocultarla tras los datos de organismos internacionales independientes y estadísticas rigurosas.

Y si nos atenemos a los hechos fehacientemente constatados, la gestión del Partido Popular en lo que va de 2012 es altamente beneficiosa para los bancos españoles, que disponen de hasta 100.000 millones de euros aportados por la Unión Europea para sanear sus balances, las grandes fortunas (amnistía fiscal) y el empresariado en general (reducción de las cuotas a la Seguridad Social en 2013 y 2014); a cambio de fuertes recortes de gasto público (65.000 millones de euros entre 2012 y 2013), el despido de más de 400.000 trabajadores en el primer semestre del año (hasta alcanzar el récord histórico de casi 5,7 millones de desempleados), subidas de impuestos a los asalariados (IRPF) y los consumidores (IVA), y severos recortes presupuestarios en sanidad y educación, comunidades autónomas y ayuntamientos.

España está sufriendo los efectos de una política económica antisocial, neoliberal, que consiste en detraer recursos del Estado del bienestar y la economía productiva para entregárselos, casi a fondo perdido, a las entidades financieras

Esto no tiene otro nombre que el de una política económica antisocial, neoliberal, que consiste en detraer recursos del Estado del bienestar y la economía productiva para entregárselos, casi a fondo perdido, a las entidades financieras, con los que pagarán a sus acreedores los bancos alemanes y franceses, y resarcirán de sus pérdidas a los fondos de inversión. Asimismo, esta política protege a los empresarios, que ahora despiden mucho más económicamente y contratan por mucho menos dinero que antes, y atrae a los especuladores de todo tipo que se están enriqueciendo rápidamente apostando a la baja con los bonos españoles y esperan sacar tajada de las privatizaciones que Rajoy tiene programadas.

Las medidas de Rajoy constituyen un gigantesco cambio de manos de más de 100.000 millones, del austero bolsillo de los pobres a la afortunada cartera de los ricos mercados financieros, los acreedores de la gran deuda pública, pero sobre todo privada (de bancos, empresas y familias), que hemos contraído los españoles en los últimos 15 años.

Y si ya es alarmante el antisocial propósito del PP, aún lo es más que, a causa de la torpe gestión de Bankia y las irresponsables declaraciones de algunos ministros, se haya disparado la prima de riesgo desde los 400 puntos de Noviembre pasado a los 640 puntos que ha alcanzado en Julio; mientras que el bono a diez años ha pasado de un interés del 5% a finales de 2011 hasta el 7,5%. Por cada punto porcentual que se encarece la deuda pública los españoles tenemos que dedicar 10.000 millones de euros más cada año al pago de intereses.

HERENCIA ZAPATERO (Diciembre 2011) MEDIDAS RAJOY (Diciembre 2011-Julio 2012)
Crecimiento económico (PIB) 0,4%Todo 2011 – 0,7%Enero-Junio 2012

Como resultado de esta sucesión de despropósitos, la economía española ha perdido en el primer semestre de Gobierno de Rajoy un 0,7%, mientras que en todo 2011 ganó un 0,4% con el Ejecutivo de Zapatero.

SITUACIÓN FINANCIERA
HERENCIA ZAPATERO (Diciembre 2011) MEDIDAS RAJOY (Diciembre 2011-Julio 2012)
Prima de riesgo 400 640
Interés bono 10 años 5% 7,5%
Déficit público anual 9,4% 8,5%(Marzo 2012)
Deuda pública/PIB 69,3% 72%(Junio 2012)
Rajoy subió el Impuesto de la Renta en Diciembre de 2011 e incrementará el IVA a partir de Septiembre de 2012 (Gráfico: ABC)
IMPUESTOS HERENCIA ZAPATERO (Diciembre 2011) MEDIDAS RAJOY (Diciembre 2011-Julio 2012)
Incremento IRPF 2012 Entre 0,75% y 7%
IVA normal 18% 21%(a partir de Septiembre 2012)
Retenciones profesionales y autónomos 15% 21%
Retenciones ahorro 19% 21-27%
Impuesto Sociedades Aumento deducciones Eliminación de algunas deducciones
Amnistía fiscal NO SI(pagando el 10%)
Reducción cotizaciones sociales de empresas NO 3.500 millones menos para la S.S. entre 2013 y 2014
RECORTES DE GASTO
HERENCIA ZAPATERO (Diciembre 2011) MEDIDAS RAJOY (Diciembre 2011-Julio 2012)
Recortes sanidad NO 7.000 millones €
Recortes educación NO 3.000 millones €
Reducción empleados públicos 84.000(4º trimestre 2011) 96.000(Enero-Junio 2012)
Supresión paga Navidad funcionarios NO SI
Pago medicamentos pensionistas NO SI
Reducción prestación desempleo a partir seis meses NO SI
Prestación sanitaria a inmigrantes irregulares SI NO(desde 31 Agosto 2012)

Con la reforma laboral aprobada en Febrero de 2012, Rajoy dio la puntilla a la protección de los trabajadores en una situación de plena recesión económica. Resultado catastrófico en el aspecto económico, con 5,7 millones de desempleados, y aún peor desde el punto de vista humano, con 1,7 millones de familias con todos sus miembros en paro en Julio de 2012.

DESEMPLEO(fuente: EPA) HERENCIA ZAPATERO (Diciembre 2011) MEDIDAS RAJOY (Diciembre 2011-Julio 2012)
Demandantes de empleo 5.270.000(22,8%) 5.690.000(24,6%)
Hogares con ambos cónyuges parados 1.575.000 1.737.000

Y para coronar esta lamentable situación de la economía española, la mayoría absoluta que logró el PP en las elecciones generales está siendo utilizada por el Gobierno de Rajoy para imponer sus propuestas sin ni siquiera intentar negociar con los demás grupos parlamentarios. Son especialmente alarmantes el cambio unilteral de la normativa sobre elección del Consejo de Administración de la radiotelevisión pública para imponer al presidente y que, en la transcendental situación por la que estamos atravesando, Rajoy no haya querido celebrar este año un debate sobre el estado de la nación.

DÉFICIT DEMOCRÁTICO
HERENCIA ZAPATERO (Diciembre 2011) MEDIDAS RAJOY (Diciembre 2011-Julio 2012)
Debate sobre el estado de la nación SI NO
Consejo RTVE Nombrado por consenso Nombrado sin consenso

¿Qué hay que hacer entonces? Lo que dice el premio Nobel de Economía Paul Krugman hoy mismo: “Ya es hora de hacer caso omiso a los supuestos hombres sabios que se han apropiado del debate político y han convertido el déficit en el tema de conversación. Se han equivocado en todo; y en estos momentos, hasta los mercados financieros nos dicen que deberíamos centrarnos en el crecimiento y el empleo”.

Es tarea de Mariano Rajoy convencer a los demás países de la Unión Monetaria, y especialmente a la Alemania de Angela Merkel, de que la gran prioridad debe ser la reactivación económica y el empleo, no la austeridad presupuestaria, porque contrariamente a lo que a veces se quiere hacer creer, la necesaria estabilidad del euro garantiza a países como España, Italia o Grecia que nunca se les dejará caer en la suspensión de pagos, como recordó esta semana el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi.

Tablas: Elaboración propia
Foto: Diario de Navarra
Vídeo: Europa Press
Gráfico: ABC

Entradas relacionadas

La caricatura de Merkel en El Jueves, Facebook y la bolsa

Esta portada ha sido censurada por Facebook, que ha castigado a El Jueves a no subir contenido a la red social durante un mes (Imagen: Clases de Periodismo)

La revista satírica El Jueves ya había publicado esta portada en Facebook en Noviembre de 2011, pero entonces la empresa fundada por Mark Zuckerberg aún no había salido a bolsa y no sucedió nada. La semana pasada, el semanario de humor decidió volver a publicar en Facebook la mordaz caricatura de la canciller alemana y el presidente español, Mariano Rajoy, en pose sadomasoquista con motivo del rescate de los bancos españoles con hasta 100.000 millones de euros, pero esta vez Facebook eliminó la imagen y comunicó al administrador de la página de El Jueves una sanción de 30 días sin poder subir contenido a la red social.

Seguir leyendo “La caricatura de Merkel en El Jueves, Facebook y la bolsa”

Bankia podría ser recapitalizada sin que a los españoles nos cueste un euro

Viñeta: Forges (El País)

[Transcripción literal de la nota de prensa del Instituto Juan de Mariana ‘Bankia podría ser recapitalizada sin que el Estado aporte un solo euro’]

Existe una alternativa a la quiebra desordenada de BFA-Bankia que no pasa por su nacionalización y recapitalización pública: convertir sus pasivos a más largo plazo y de mayor riesgo en fondos propios de la entidad.

Madrid, 29 de mayo de 2012.– El Gobierno español ha decidido inyectar alrededor de 23.500 millones de euros en BFA-Bankia para rescatar a la entidad. Desde luego, en el actual sistema monetario, las consecuencias de dejar quebrar un banco de la magnitud de BFA-Bankia podrían ser devastadoras para la economía, no sólo española sino también europea. Sin embargo, la solución adoptada por el Ejecutivo del Partido Popular no sólo plantea dudas muy importantes en cuanto a su justicia (privatiza beneficios y socializa pérdidas) sino también en cuanto a su adecuación para hacer frente a la crítica situación en la que se encuentra la economía española. Es verdad que existen bancos demasiado grandes para quebrar, pero también lo es que existen bancos demasiado grandes para ser rescatados. De ahí que resulte imprescindible explorar todas las alternativas antes de tomar lo que probablemente sería una decisión muy equivocada.

“Las ventajas de una conversión forzosa de deuda en acciones son muy superiores a las de una recapitalización pública”

La solución del Gobierno del PP consiste en transformar parte de la deuda privada de Bankia en deuda pública de todos los contribuyentes. Con tal de evitar una restructuración de los pasivos de BFA-Bankia, el Tesoro piensa emitir deuda pública con la que recapitalizar a la entidad.

Las deficiencias de este enfoque son varias: por un lado, las pérdidas de unos pocos inversores privados se trasladan a los hombros de todos los contribuyentes; por otro, el Estado español debe acudir al mercado de deuda a captar un volumen de capital que equivale a la mitad de todo el ajuste presupuestario para este año. Dejando de lado que esta provisión de fondos públicos para BFA-Bankia podría terminar computando como déficit según los criterios de Eurostat y, por tanto, empañaría cualquier intento de reducción de los números rojos para el corriente ejercicio, lo que resulta evidente es que si el conjunto de la economía española adolece de un problema de exceso de deuda, la solución al mismo no vendrá de un todavía mayor endeudamiento público.

Logotipo del Instituto Juan de Mariana

En realidad, existe una alternativa para recapitalizar BFA-Bankia sin que los contribuyentes aporten un solo euro y sin que se socave la credibilidad de las finanzas públicas: convertir algunos pasivos de Bankia en fondos propios de la entidad. O, como han explicado diversos economistas del FMI recientemente, se trataría de sustituir la recapitalización estatal (bail-out) por la recapitalización interna de la entidad (bail-in)[1].

Las ventajas de una conversión forzosa de deuda en acciones son muy superiores a las de una recapitalización pública. En primer lugar, las pérdidas se concentran en aquellos stakeholders con una mayor responsabilidad y vinculación con el banco (los acreedores en lugar de los contribuyentes). En segundo lugar, la economía española sanea la situación de su banca reduciendo su endeudamiento agregado y no incrementándolo. En tercer lugar, las maltrechas finanzas del Estado no sufrirán un golpe adicional y acaso definitivo. Por último, BFA-Bankia continuaría en manos privadas –las de los nuevos propietarios, esto es, las de los antiguos acreedores–, evitando así su nacionalización y una deficiente y politizada gestión pública.

“Existen otras alternativas a la quiebra desordenada de BFA-Bankia que no pasan por su nacionalización y recapitalización pública”

Después de reducir a cero el valor de la actual serie de acciones ordinarias de BFA-Bankia, los 23.500 millones de euros que pretende inyectar en total el Gobierno a la entidad podrían aflorar, por ejemplo, a través de la capitalización de la siguiente deuda privada de BFA-Bankia:

  • El 100% de los 15.000 millones de euros en pasivos subordinados.
  • El 30% de los alrededor de 21.500 millones de euros en bonos que vencen entre 2017 y 2050.
  • El 10% de los cerca de 19.000 millones de euros en bonos que vencen entre 2014 y 2017.

Por supuesto, no sólo otros tipos de canje de deuda por acciones son posibles, sino que además sería deseable que se jerarquizaran los niveles de conversión según las garantías otorgadas a cada uno de los títulos de deuda (de modo que a la deuda preferente no garantizada se le aplicaran unos haircuts más altos que a la garantizada). En todo caso, los parámetros que deberían delimitar la magnitud del canje son el nivel de riesgo asumido y el plazo al que se ha prestado a la entidad; con los aquí propuestos, simplemente pretendemos ilustrar que esta recapitalización privada de deuda es completamente factible.

En definitiva, existen otras alternativas a la quiebra desordenada de BFA-Bankia que no pasan por su nacionalización y recapitalización pública. Urge que el Gobierno las considere todas antes de tomar la precipitada e imprudente decisión de comprometer todavía más la solvencia del Reino de España y el futuro financiero de sus contribuyentes, muy en especial en una coyuntura tan crítica como la actual en la que cualquier paso en falso puede ser el último.


[1] Zhou, Jian-Ping y otros. From bail-out to bail-in: Mandatory Debt Restructuring of Systemic Financial Institutions. Staff Discussion Notes No. 12/03. FMI. 2012.

Reforma financiera o barbarie

“Primero la reforma de Wall Street” dice la pancarta dirigida a Obama el 14 de Septiembre de 2009

Opinión

Dentro de un mes, el 11 de Septiembre, se cumplirán diez años de los atentados contra las Torres Gemelas de Nueva York y el Pentágono que dejaron una cifra de casi 3.000 víctimas. Según algunos economistas, fue entonces cuando comenzó a crearse la crisis financiera internacional que definitivamente dio la cara en Septiembre de 2008 con la quiebra del banco de inversión Lehman Brothers como consecuencia de las hipotecas basura.

El presidente George W. Bush, uno de los máximos defensores del llamado neoliberalismo, había optado por dejar rienda suelta a los mercados financieros y éstos, es decir Wall Street, se libraron de la mayor parte de los controles y supervisiones de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) y demás reguladores en lo tocante a límites de riesgo, mercado hipotecario y protección de los inversores.

Seguir leyendo “Reforma financiera o barbarie”