Así aumentaron los pobres en medio siglo de neoliberalismo en Estados Unidos

[Entrada actualizada el 18 de Octubre de 2018]

En el tuit de arriba tenemos un gif animado con un gráfico que muestra cómo se repartieron las rentas (cada columna es un tramo de ingresos) en Estados Unidos a lo largo de casi medio siglo, entre 1971 y 2015.

Seguir leyendo “Así aumentaron los pobres en medio siglo de neoliberalismo en Estados Unidos”

Anuncios

Stiglitz: “El PP es uno de los causantes de que España esté en la bancarrota”

El Nobel de Economía de 2001, Joseph Stiglitz, ha criticado el mensaje alarmista que los partidos políticos tradicionales en España están lanzado sobre las nuevas formaciones y ha acusado al Partido Popular de generar un “miedo electoralista” cuando él es “uno de los causantes de que España esté en bancarrota”.

“No es un miedo justificado. En todo caso el PP sí es uno de los causantes de que España esté en bancarrota. No solo por la corrupción asociada al partido, sino también por el hecho de que estuvieran tan íntimamente vinculados con la burbuja inmobiliaria que provocó la bancarrota”, afirma Stiglitz en una entrevista a Vanity Fair.

Seguir leyendo “Stiglitz: “El PP es uno de los causantes de que España esté en la bancarrota””

No somos mercancía en manos de políticos y banqueros

La filtración de la contabilidad secreta del PP ha dejado a los españoles sin esperanza en la clase política (Imagen: Periodista Digital)
La filtración de la contabilidad secreta del PP ha dejado a los españoles sin esperanza en la clase política (Imagen: Periodista Digital)

Hoy se cumplen dos años del surgimiento del movimiento de los indignados españoles, el llamado #15M, frente a una clase política fuertemente marcada por la corrupción y claramente al servicio de los grandes grupos económicos y financieros cuyo rescate estamos pagando todos los ciudadanos con aumentos de impuestos, recortes de servicios sociales, despidos en el sector público y paralización económica (austeridad). Todo ello para salvar las cuentas de resultados de la banca europea y los fondos de capital riesgo internacionales que invirtieron temerariamente en España en los años de la fiebre inmobiliaria y cayeron con todo el equipo cuando explotó la burbuja y se descubrieron las mentiras en las que se sustentaba la salud del sistema bancario español.

Los indignados tienen razón cuando piden otra Ley Hipotecaria y otra Ley Electoral que sea más representativa y que permita un control real de los electores sobre los elegidos, desde quién entra en la lista de un partido hasta cómo rinde cuentas de su cometido. También están en su derecho de reclamar transparencia en la gestión de la Administración y libre acceso a los datos públicos de contratación, sueldos y demás uso que los políticos hacen de nuestros impuestos.

El movimiento #15M no se resigna a que todos los avances sociales que se conquistaron con el Estado del bienestar estén siendo liquidados por un sistema político que es ciego y sordo a sus demandas

Los indignados no son antisistema, como muchas veces les tachan los políticos, sino que quieren que el sistema funcione y que se cumpla el espíritu y la letra de la Constitución y los grandes tratados europeos: democracia, justicia, igualdad de oportunidades, derechos civiles, no discriminación para acceder a los servicios públicos, libertad de mercado (competencia, no oligopolios), protección a los consumidores, mujeres, inmigrantes y minorías.

El #15M cree en todo eso y sueña con que se cumpla, no se resigna a que todos esos valores de progreso, todos los avances sociales que se conquistaron con el Estado del bienestar, estén secuestrados y siendo liquidados por un sistema político, como el español, que es ciego y sordo a sus demandas y que parece que sólo hace caso a las fuerzas exteriores de los mercados financieros, la Troika o Alemania.

No queremos ser esclavos de nadie, queremos poder decidir nuestro futuro, queremos vivir en paz. Estas dignas aspiraciones son nuestras armas y con ellas venceremos a todo lo que se nos ponga por delante, tal y como ha ocurrido a lo largo de la historia de la humanidad.

Imagen: Periodista Digital

Entradas relacionadas

Para leer más: democraciarealya

Por qué la dación en pago vacunaría a los bancos contra futuras burbujas inmobiliarias

Gráfico: rtve.es
Las consecuencias del estallido de la burbuja inmobiliaria en España (Gráfico: rtve.es)

[Entrada actualizada el 11 de Abril de 2013]

Si la normativa hipotecaria española hubiera contemplado la dación en pago no hubieran quebrado la mayoría de las cajas de ahorros (banca pública), aunque hubieran tenido los mismos directivos y gestores sin escrúpulos, sencillamente porque no habrían dado los créditos tan alegremente. Según datos del tercer trimestre de 2012, los impagos de hipotecas alcanzaron los 20.818 millones de euros, lo que equivale a más de la mitad del rescate bancario que todos los españoles estamos respaldando vía deuda del Estado (40.000 millones).

Seguir leyendo “Por qué la dación en pago vacunaría a los bancos contra futuras burbujas inmobiliarias”

El saqueo de Europa del sur por el gobierno y la banca alemanes

Merkel en el Deutsche Bank
Angela Merkel en una conferencia en la sede central del Deutsche Bank en Octubre pasado (Foto: Reuters)

Opinión

Manuel Ballbé, catedrático de Derecho de la Universidad Autónoma de Barcelona, y Yaiza Cabedo, abogada, han publicado un artículo en El País titulado ‘El ataque alemán desahucia a España’ que se aparta del discurso político dominante sobre la llamada crisis de la deuda para ofrecer una visión más compleja y, en mi modesta opinión, más aproximada de las verdaderas razones por las que se está sometiendo a los países del sur de Europa a unas políticas de recortes y austeridad letales para la recuperación económica, políticas que están provocando cifras récord de desempleo y pobreza, así como un profundo malestar social.

Seguir leyendo “El saqueo de Europa del sur por el gobierno y la banca alemanes”

Por qué Alemania, y no el gasto público, es el mayor problema del euro

La disparidades de riesgo entre la deuda pública de los diferentes estados de la eurozona sólo benefician a Alemania (Gráfico: expansion.com)

Los países del sur de Europa están pagando estos últimos años de crisis económica un pecado original del euro: haber sido diseñado a la medida de los intereses de la Alemania de principios del siglo XXI, como explica Manuel Sanchis i Marco, profesor de Economía Aplicada de la Universitat de València, en su artículo ‘Alemania, el euro no es gratis’, publicado ayer en El País.

Seguir leyendo “Por qué Alemania, y no el gasto público, es el mayor problema del euro”

Cuarto Reich

Portada del diario Il Giornale el pasado 3 de Agosto (Foto: Guardian)

Opinión

Il Giornale, un periódico propiedad de un hermano del ex presidente italiano Silvio Berlusconi, abrió el 3 de Agosto pasado con esta portada donde aparece la canciller germana, Angela Merkel, con el brazo levantado saludando con la mano derecha abierta en un gesto que recuerda el saludo nazi y un titular rotundo: ‘Quarto Reich’.

Yo lo he pensado alguna vez y veo que no soy el único: la cortedad de miras de Merkel, el egoísmo del Gobierno alemán están causando a sus socios de la zona euro unos perjuicios económicos y sociales inadmisibles, que cada vez son más evidentes, en lo que parece ser una versión económica de las dos últimas grandes guerras mundiales; cuyos instigadores, por cierto los alemanes, salieron derrotados tras llevar la tragedia y la destrucción a varias generaciones de europeos.

Il Giornale: “Italia ya no está en Europa, está en el Cuarto Reich”

En su editorial, Il Giornale afirma que “desde ayer, Italia ya no está en Europa, está en el Cuarto Reich‘”, según recogió el Guardian británico. El diario italiano sostiene que Alemania ha ganado mientras que Italia, Europa y el euro han perdido, y culpa a Merkel por no permitir que el Banco Central Europeo ayude a la economía italiana.

Europa no es el único lugar del mundo afectado por la crisis del sistema financiero. En Estados Unidos están comenzando a salir de ella con medidas de reactivación de la economía real (está previsto un crecimiento del 2,1% este año), aún a costa de aumentar el déficit público, que en 2012 se prevé que alcanzará el 7,3% del PIB. Sin embargo, en la Unión Europea el BCE y el FMI están obsesionados por la reducción de los desequilibrios presupuestarios sin elevar la inflación, lo que traducido a lenguaje coloquial significa que paguen la crisis los de siempre.

La economía financiera ha experimentado en los últimos 25 años una revolución tecnológica que la ha convertido en un superpoder global muy superior al de los estados nacionales. Sus crisis periódicas, como la burbuja inmobiliaria de Japón de los años 90, la de las empresas punto com del 2000 o la de las hipotecas basura de 2007, siguen el mismo patrón: son procesos especulativos con poco o nulo control de las autoridades políticas, pero que cuando se produce el desastre el erario público corre con los gastos de la fiesta.

El dinero se ha apoderado de la democracia ¿A qué esperamos para rebelarnos contra esta nueva forma de fascismo?

Lejos de ser una aliada fiel del crecimiento económico productivo, “la economía financiera es el enemigo de clase de la economía real, con la que juega como un cerdo occidental con el cuerpo de un niño en un burdel asiático”, utilizando las mismas palabras que Juan José Millás en su artículo ‘Un cañón en el culo’.

Dice Millás:

Juan José Millás (Foto: Efe)

Cuando el terrorista financiero compra o vende, convierte en irreal el trabajo genuino de miles o millones de personas que antes de ir al tajo han dejado en una guardería estatal, donde todavía las haya, a sus hijos, productos de consumo también, los hijos, de ese ejército de cabrones protegidos por los gobiernos de medio mundo, pero sobreprotegidos desde luego por esa cosa que venimos llamando Europa o Unión Europea o, en términos más simples, Alemania, a cuyas arcas se desvían hoy, ahora, en el momento mismo en el que usted lee estas líneas, miles de millones de euros que estaban en las nuestras.

Y se desvían no en un movimiento racional ni justo ni legítimo, se desvían en un movimiento especulativo alentado por Merkel con la complicidad de todos los gobiernos de la llamada zona euro. Usted y yo, con nuestras décimas de fiebre, con nuestros hijos sin guardería o sin trabajo, con nuestro padre enfermo y sin ayudas para la dependencia, con nuestros sufrimientos morales o nuestros gozos sentimentales, usted y yo ya hemos sido cosificados por Draghi, por Lagarde, por Merkel, ya no poseemos las cualidades humanas que nos hacen dignos de la empatía de nuestros congéneres. Ya somos mera mercancía a la que se puede expulsar de la residencia de ancianos, del hospital, de la escuela pública, hemos devenido en algo despreciable, como ese pobre tipo al que el terrorista por antonomasia está a punto de dar un tiro en la nuca en nombre de Dios o de la patria.

A usted y a mí nos están colocando en los bajos del tren una bomba diaria llamada prima de riesgo, por ejemplo, o intereses a siete años, en el nombre de la economía financiera. Vamos a reventón diario, a masacre diaria y hay autores materiales de esa colocación y responsables intelectuales de esas acciones terroristas que quedan impunes entre otras cosas porque los terroristas se presentan a las elecciones y hasta las ganan y porque hay detrás de ellos importantes grupos mediáticos que dan legitimidad a los movimientos especulativos de los que somos víctimas.

¿Cuántas veces ha hablado la Unión Europea de acometer la reforma financiera? Desde el verano de 2008 muchas, y hasta el comisario de Mercado Interior, Michel Barnier, presentó una hoja de ruta en 2010. Pero no crea usted, es pura retórica. Aprobar medidas contra la especulación bancaria en una Unión de 27 estados por consenso es una quimera; siempre estará la capital financiera mundial, La City londinense, marcando los límites a los políticos y al final saldrá un engendro para que todo siga igual: la banca siempre gana. Su égida, la protección de su poder, goza de buena salud.

Esta vez la dominación no se disfraza de nacionalismo totalitario o la defensa de determinados principios religiosos, sino de consolidaciones fiscales, primas de riesgo y desmantelamiento del Estado del bienestar. El dinero se ha apoderado de la democracia ¿A qué esperamos para rebelarnos contra esta nueva forma de fascismo?

Fuentes: 233grados, El País, Comisión Europea
Fotos: Guardian, Efe

Entradas relacionadas