‘Web We Want’: ¿qué derechos y libertades quieres en internet?

Edward Snowden, ex analista de la CIA que denunció las prácticas de vigilancia masiva por los servicios de inteligencia (Imagen: Mondoweiss)
Edward Snowden, ex analista de la CIA que denunció las prácticas de vigilancia masiva por los servicios de inteligencia (Imagen: Mondoweiss)

Con motivo del 25 aniversario de lo que hoy se conoce como internet o la World Wide Web, su fundador Tim Berners-Lee ha lanzado una campaña para redactar entre todos (ciudadanos, asociaciones, instituciones, gobiernos, etcétera) una propuesta de carta magna de los derechos de los usuarios en internet. Con esa ley, que trataremos que alcance un ámbito mundial, nos protegeríamos de los ataques contra la libertad de expresión e información, contra el derecho a la privacidad de las comunicaciones o contra la extensión global de la web (Irán o China, entre otros estados, tienen sus propias internets donde impera la censura).

Se trata de una iniciativa para redactar un proyecto de Ley de Derechos de los Usuarios de Internet en todos los países, proponiendo a gobiernos y legisladores los cambios que sean necesarios

En una entrevista en The Guardian, Berners-Lee alerta de que “nuestros derechos están siendo infringidos cada vez más en todos los aspectos, y el peligro es que nos acabemos acostumbrando a ello. Así que quiero emplear este 25 aniversario para que todos retomemos en nuestras manos la web y definamos qué queremos para los próximos 25 años”.

A menos que tengamos una internet abierta y neutral, en la que podamos confiar sin tener que preocuparnos sobre lo que está sucediendo por la puerta de atrás, no podemos tener un gobierno abierto, buena democracia, buena sanidad, comunidades conectadas y diversidad cultural. No es ingenuo pensar que podamos tener todo eso, pero es ingenuo pensar que sólo basta con sentarse y esperar a que venga.

La campaña, que lleva por nombre El internet que queremos (Web We Want en inglés), hace un llamamiento a las personas de todo el mundo para defender el derecho a un internet libre, abierto y global. El primer paso será redactar un proyecto de Ley de Derechos de los Usuarios de Internet en todos los países, proponiendo a gobiernos y legisladores los cambios que sean necesarios. Para ello:

  • Añade tu nombre a una lista de correo con este formulario; de esa manera estarás informado a medida de que la campaña avance.
  • Impulsa un debate sobre qué internet queréis en tu país.
  • Redactad un proyecto de Ley de Derechos de los Usuarios de Internet en tu país, tu región o para todos. Tanto con leyes nacionales como con acuerdos en la esfera internacional podemos cooperar para diseñar el mejor marco legal para la web.

Tim Berners-Lee ha criticado abiertamente la vigilancia masiva de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) de Estados Unidos y otros organismos de inteligencia desvelada en los documentos filtrados a la prensa por el ex analista de la CIA Edward Snowden, actualmente refugiado en Rusia.

Esto dice el texto en inglés de la foto:

Incluso si usted no está haciendo nada malo, está siendo vigilado y grabado. Y la capacidad de almacenamiento de esos sistemas aumenta constantemente cada año en órdenes de magnitud. Ellos pueden usar este sistema para ir hacia atrás en el tiempo y examinar toda decisión que usted haya podido tomar, todo amigo con quien haya discutido por algo y atacarle sobre esa base… Extraer sospechas de una vida inocente y convertir a cualquiera en un malhechor. – Edward Snowden

Yo ya me he sumado a la campaña. Tu puedes hacerlo en la página Web We Want.

Imagen: Mondoweiss
Foto portada: Tim Berners-Lee (Tecnopasión)

Entradas relacionadas

Para leer más: Tim Berners-Lee

Anuncios

Autorregulación y politización marcan la diferencia entre los medios del norte y sur de Europa

La debilidad de los códigos profesionales de conducta y la precariedad laboral caracterizan a los medios de Europa oriental y meridional (Viñeta: elecodelospasos.net)
La debilidad de los códigos profesionales y la precariedad laboral caracterizan a los medios de Europa oriental y meridional (Viñeta: elecodelospasos.net)

¿Los modelos tradicionales de autorregulación de los medios de comunicación (códigos de conducta y consejos de redacción) siguen siendo válidos en el competitivo entorno actual, tanto dentro como fuera de internet? ¿Se necesitan nuevas formas participativas de responsabilidad o rendición de cuentas que involucren también a los usuarios de los medios? ¿Qué papel desempeñan las herramientas de autorregulación, tanto las tradicionales como las nuevas, a menudo basadas en la web, dentro de los distintos sistemas y culturas periodísticas de Europa?

Estas y otras cuestiones han sido objeto de investigación en el marco del proyecto internacional Responsabilidad y transparencia de la prensa en Europa'(MediaAcT), que se ha desarrollado a lo largo de tres años en el Instituto Erich Brost de Periodismo Internacional de la Universidad Técnica de Dortmund (Alemania). Con este fin fueron encuestados un total de 1.762 periodistas de doce países europeos (Alemania, Francia, Italia, Finlandia, Austria, Suiza, Polonia, Países Bajos, Rumanía, Reino Unido, Estonia y España) y dos países árabes (Túnez y Jordania).

El próximo 6 de Junio tendrá lugar en Bruselas la Conferencia Final de MediaAcT, en la que se presentarán sus resultados, pero hace diez días la directora del proyecto, Susanne Fengler, y uno de sus colaboradores, Tobias Eberwein, publicaron los hallazgos preliminares de la investigación en el blog del Observatorio de Periodismo Europeo (European Journalism Observatory – EJO).

Hay periódicos que tienen una sección o un recuadro en su web donde dan cuenta de sus rectificaciones y piden disculpas a los lectores por los errores

Una forma de responsabilidad de los medios es, por ejemplo, divulgar la estructura de su propiedad o de las directrices editoriales, que dan a los lectores el acceso a “quién” es noticia y cómo. También hay periódicos que tienen una sección o un recuadro en su web donde dan cuenta de sus rectificaciones y piden disculpas a los lectores por los errores. Otro método para aumentar la transparencia de la industria es abrir blogs editoriales, tales como los de la BBC y The Guardian, o blogs de sus profesionales.

Los periodistas que participaron en el estudio creen que el defensor del lector y la crítica a los medios realizada en revistas, otros medios de comunicación y organismos externos, como ONG e instituciones científicas, sólo tiene un impacto marginal. También creen que los modelos desarrollados recientemente de observación de medios, como blogs de periodistas, o los propios ciudadanos, no son capaces de competir con los instrumentos tradicionales de regulación de la actividad periodística.

Los periodistas más jóvenes están más dispuestos a considerar formas alternativas de regulación y rendición pública de cuentas. Las plataformas de medios sociales han sido valoradas como el instrumento más importante de responsabilidad de los medios. Los periodistas encuestados afirmaron que reciben una creciente cantidad de comentarios y críticas de su audiencia a través de Facebook y Twitter. El diálogo con su público a través de los medios sociales es particularmente importante para los periodistas de los dos países árabes, que se ven afectados por sus experiencias con la censura gubernamental.

Mientras que los periodistas de los países del norte de Europa, que tienen una larga historia de estructuras profesionales y de autocontrol, aprecian los consejos de redacción y los códigos de prensa, en los países del este y sur del continente europeo la cultura y conciencia profesionales del periodismo están menos desarrolladas. Los códigos de conducta profesionales tienen un valor mucho más bajo en estos países, donde los periodistas se basan más en las pautas utilizadas en su propia redacción.

Muchos periodistas españoles, italianos, rumanos y polacos creen que las correcciones editoriales o que sean transparentes los procesos de toma de decisiones en la redacción puede dañar el vínculo de confianza entre los periodistas y el público

La encuesta pone de relieve el papel clave que juegan las empresas de medios en la protección de las normas profesionales y éticas, un papel más importante que el de las asociaciones profesionales. Sin embargo, en Europa oriental y meridional los periodistas son más escépticos sobre el concepto de transparencia en los medios de comunicación. Muchos periodistas españoles, italianos, rumanos y polacos creen que las correcciones editoriales o que sean transparentes los procesos de toma de decisiones en la redacción puede dañar el vínculo de confianza entre los periodistas y el público. Más que en ninguna otra parte, los periodistas de estos cuatro países, así como los de Jordania y Túnez, dijeron a los investigadores que trabajaban para medios de comunicación claramente orientados políticamente, por lo que se sentían presionados por el gobierno o su trabajo se veía limitado por una idea política específica.

Solo la mitad de los profesionales encuestados admitieron tomar en serio las críticas de la audiencia. Cuando se preguntó a los periodistas ante quien se sienten responsables, el 95% dijo que ante su propia conciencia, por delante a los “estándares periodísticos profesionales”, sus “fuentes” o el “público objetivo” (82%), y menos aún se sienten responsables ante el “público en general” (74%).

La conclusión del estudio es que, por un lado, el periodismo sigue siendo una profesión afectada en primer lugar por la ética individual y luego por los estándares profesionales comunes; mientras que por el otro, muchos periodistas son demasiado ignorantes de su grupo de presión más importante: el público.

Por otra parte, el Parlamento Europeo considera que para defender la libertad de información de las injerencias de los poderes políticos y económicos hay que establecer órganos reguladores independientes que procedan del propio sector de los medios, y no del poder político. En una resolución recientemente aprobada con los votos en contra del Partido Popular español, el Parlamento pide que los responsables de los medios públicos sean elegidos por sus méritos profesionales y no por criterios partidistas.

Fuente: Observatorio de Periodismo Europeo
Viñeta: El eco de los pasos

Entradas relacionadas

Alemania contra Europa

Se trata del segundo artículo censurado por El País este año, tras retirar un texto de Miguel Ángel Aguilar con preguntas incómodas a Rajoy sobre su actividad como registrador de la propiedad.
Se trata del segundo artículo censurado por El País este año, tras retirar el mes pasado un texto de Miguel Ángel Aguilar con preguntas incómodas a Rajoy sobre su actividad como registrador de la propiedad.

[Entrada actualizada el 25 de Marzo de 2013]

Desde que los accionistas de referencia de Prisa, editora de El País, son el fondo de capital riesgo estadounidense Liberty Acquisition Holding, Telefónica y tres de los 38 bancos acreedores (Santander, Caixabank y HSBC) de la deuda de más de 3.500 millones de euros del grupo (no del diario, que siempre ha dado beneficios hasta mediados de 2012), El País está teniendo muchos miramientos con el sector financiero, y prueba de ello es esta tribuna de Juan Torres, que no ha conseguido el plácet de la superioridad del periódico.

Alemania contra Europa

Juan Torres López
Catedrático de Economía Aplicada de la Universidad de Sevilla y consejero científico de ATTAC-España

Es muy significativo que habitualmente se hable de “castigo” para referirse a las medidas que Merkel y sus ministros imponen a los países más afectados por la crisis.

Dicen a sus compatriotas que tienen que castigar nuestra irresponsabilidad para que nuestro despilfarro y nuestras deudas no los paguen ahora los alemanes. Pero el razonamiento es falso pues los irresponsables no han sido los pueblos a los que Merkel se empeña en castigar sino los bancos alemanes a quienes protege y los de otros países a los que prestaron, ellos sí con irresponsabilidad, para obtener ganancias multimillonarias.

Los grandes grupos económicos europeos consiguieron establecer un modelo de unión monetaria muy imperfecto y asimétrico que enseguida reprodujo y agrandó las desigualdades originales entre las economías que la integraban. Además, gracias a su enorme capacidad inversora y al gran poder de sus gobiernos las grandes compañías del norte lograron quedarse con gran cantidad de empresas e incluso sectores enteros de los países de la periferia, como España. Eso provocó grandes déficit comerciales en éstos últimos y superávit sobre todo en Alemania y en menor medida en otros países.

Paralelamente, las políticas de los sucesivos gobiernos alemanes concentraron aún más la renta en la cima de la pirámide social, lo que aumentó su ya alto nivel de ahorro. De 1998 a 2008 la riqueza del 10% más rico de Alemania pasó del 45% al 53% del total, la del 40% siguiente del 46% al 40% y la del 50% más pobre del 4% al 1%.

“Merkel, como Hitler, ha declarado la guerra al resto de Europa, ahora para garantizarse su espacio vital económico”

Esas circunstancias pusieron a disposición de los bancos alemanes ingentes cantidades de dinero. Pero en lugar de dedicarlo a mejorar el mercado interno alemán y la situación de los niveles de renta más bajos, lo usaron (unos 704.000 millones de euros hasta 2009, según el Banco Internacional de Pagos) para financiar la deuda de los bancos irlandeses, la burbuja inmobiliaria española, el endeudamiento de las empresas griegas o para especular, lo que hizo que la deuda privada en la periferia europea se disparase y que los bancos alemanes se cargaran de activos tóxicos (900.000 millones de euros en 2009).

Al estallar la crisis se resintieron gravemente pero consiguieron que su insolvencia, en lugar de manifestarse como el resultado de su gran imprudencia e irresponsabilidad (a la que nunca se refiere Merkel), se presentara como el resultado del despilfarro y de la deuda pública de los países donde estaban los bancos a quienes habían prestado. Los alemanes retiraron rápidamente su dinero de estos países, pero la deuda quedaba en los balances de los bancos deudores. Merkel se erigió en la defensora de los banqueros alemanes y para ayudarles puso en marcha dos estrategias. Una, los rescates, que vendieron como si estuvieran dirigidos a salvar a los países, pero que en realidad consisten en darle a los gobiernos dinero en préstamos que pagan los pueblos para traspasarlo a los bancos nacionales para que éstos se recuperen cuanto antes y paguen enseguida a los alemanes. Otra, impedir que el BCE cortase de raíz los ataques especulativos contra la deuda de la periferia para que al subir las primas de riesgo de los demás bajara el coste con que se financia Alemania.

Merkel, como Hitler, ha declarado la guerra al resto de Europa, ahora para garantizarse su espacio vital económico. Nos castiga para proteger a sus grandes empresas y bancos y también para ocultar ante su electorado la vergüenza de un modelo que ha hecho que el nivel de pobreza en su país sea el más alto de los últimos 20 años, que el 25% de sus empleados gane menos de 9,15 euros/hora, o que a la mitad de su población le corresponda, como he dicho, un miserable 1% de toda la riqueza nacional.

La tragedia es la enorme connivencia entre los intereses financieros paneuropeos que dominan a nuestros gobiernos, y que estos, en lugar de defendernos con patriotismo y dignidad, nos traicionen para actuar como meras comparsas de Merkel.

Post data

El profesor Torres ha aclarado en su blog lo siguiente:

Ante la retirada de mi artículo Alemania contra Europa de la web de El País quiero manifestar lo siguiente:

– Sin entrar a valorar la decisión del diario, lamento que se interprete que la tesis de ese artículo es comparar a la Señora Merkel con Hitler, tal y como algunas personas están dando a entender en la red. Lo lamento porque creo que es evidente que de ninguna manera son personas comparables o que sus políticas sean igual de dañinas. Y, sobre todo, porque creo que de ninguna manera se puede dedicir esto último de mi texto. Es más, creo que interpretarlo así solo sirve para desviar la atención sobre el fondo de mi artículo que es claramente otro.

– Es cierto que en el artículo afirmo que en mi opinión Alemania ha declarado la guerra económica contra el resto de Europa y que eso lo comparo con la búsqueda del espacio vital que llevó a que Hitler desatase la guerra, pero creo que esto debe entenderse como la comparación de dos hechos históricos lamentables aunque de desigual factura, y no como la equiparación de dos líderes políticos.

– Lamento también que haya que hacer este tipo de comparaciones que involucran a un pueblo al que admiro pero creo que los europeos tenemos la obligación de recodarnos el daño tan grande que ya en otras ocasiones nos hicimos por darle prioridad a los intereses financieros y de las grandes corporaciones, como creo que está sucediendo ahora. Yo mismo he lamentado en algunos otros artículos que Alemania no recuerde lo que sufrió por las reparaciones de guerra que tan injusta y equivocadamente le impusieron otras potencias europeas.

– Lamento finalmente los problemas que estas interpretaciones hayan ocasionado al diario y a sus lectores y lectoras, y que éstos no puedan seguir leyéndolo en la web.

Fuentes: @Nate68M, ganas de escribir

Entradas relacionadas

Miguel Ángel Aguilar pregunta al presidente Rajoy

El presidente Rajoy se escudó en un monitor (sin permitir preguntas) para negar validez a los papeles del extesorero del PP Bárcenas (Imagen vía Sonia Blanco)
El presidente Rajoy se escudó en un monitor (sin permitir preguntas) para negar validez a los papeles del ex tesorero del PP Bárcenas publicados por El País (Imagen vía Sonia Blanco)

El diario El País publicó en su web, durante solo un par de horas del pasado martes 5 de Febrero (00:03 CET), un artículo de Miguel Ángel Aguilar titulado ‘El dinero perdido de Mariano Rajoy’ que no llegó a ser incluido en la edición impresa. Sin embargo, el texto permaneció en la caché de Google hasta el miércoles 6 y en Twitter, varios blogs, medios digitales , redes y agregadores sociales se denunció su desaparición de elpais.com y se recogieron copias. Además, Aguilar comentó el asunto en la cadena Ser.

Fuente: Menéame
Fuente: meneame.net

El Defensor del Lector de El País, Tomás Delclós, respondió mediante una nota a las preguntas de muchos lectores sobre el porqué de la retirada del artículo de la edición digital:

“He consultado con el responsable de Opinión lo sucedido. El lunes por la noche se llamó al autor del artículo planteando la retirada del mismo por considerar los responsables de Opinión que en el mismo se trataban supuestas conductas del presidente el Gobierno alguna pendiente de dilucidar en demanda administrativa no resuelta. Decisión que acató el articulista. La redacción procedió a la retirada del artículo que no se publicó en la edición impresa sin advertir que no se hizo lo propio en la edición digital donde permaneció publicado unas horas hasta su retirada por el motivo comentado”.

Aguilar pregunta lo que los ciudadanos queremos saber y tenemos derecho a saber de nuestro presidente del Gobierno

Se da la circunstancia de que Miguel Ángel Aguilar lleva mucho tiempo interesándose por la doble trayectoria de Rajoy, como político y registrador de la propiedad, y que en el artículo censurado por El País se limita a señalar una serie de cuestiones que le gustaría que aclarase el presidente del Gobierno. Sencillamente, Aguilar pregunta lo que los ciudadanos queremos saber y tenemos derecho a saber de nuestro presidente del Gobierno. Otra cuestión es por qué no se atreve El País a publicarlo.

Este es el artículo completo:

EL DINERO PERDIDO DE RAJOY 

Rajoy debería contestar a algunas cuestiones relevantes que permitirían confirmar su desprendimiento y su entrega sacrificada a la política.

Miguel Ángel Aguilar. El País.

La intervención del presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, ante el comité ejecutivo nacional de su partido el pasado sábado, 2 de febrero, ha agravado la situación en que se encuentra el caso Gürtel-Bárcenas. Primero, por el formato elegido de máximo blindaje y mínima credibilidad. “Quiero”, dijo el presidente, “que en este asunto operemos con la máxima transparencia, el máximo rigor y la máxima diligencia”. Pero a continuación las maneras venían a desmentirle. Porque de las ruedas de prensa sin preguntas, lo que Esteban González Pons, vicesecretario del PP, llamaba notas de prensa audiovisuales, se ha pasado a un escalón superior. Ahora, los periodistas han dejado de ser testigos, ni siquiera comparten lugar con el compareciente. Recluidos en otra sala, solo les llega una señal de televisión realizada por los servicios del partido. Una cámara fija ofrece el plano único del presidente Rajoy, que lee en un atril. Pero nadie ajeno al comité ejecutivo nacional pudo dar fe de cómo sucedió.

Segundo, porque si Rajoy proclama nada tener que ocultar, no temer a la verdad, no haber venido a la política ni a ganar dinero ni a engañar a Hacienda; ser a los 23 años, en 1978, Registrador de la Propiedad con una plaza; ganarse muy bien la vida; ingresar más dinero en su profesión que como político; haber venido a la política perdiendo dinero porque para él, el dinero no es lo más importante en esta vida; todas estas protestas nos obligan a reclamar que se muestre “con máxima transparencia, máximo rigor y máxima diligencia” toda su trayectoria como Registrador. Por eso, queremos saber, por ejemplo:

1.- Si es cierto que siguió disfrutando de los beneficios del Registro de Villafranca, provincia de León, y de Padrón, provincia de la Coruña, cuando fue elegido diputado al Parlamento de Galicia en 1981, director general de Relaciones Institucionales de la Xunta en 1982.

2.- Si al concursar voluntariamente y obtener en 1982 el registro de Berga en el Pirineo catalán, contraviniendo entre otras la obligación de residir en la localidad donde tiene su sede el Registro, continuó obteniendo ingresos de esa plaza, que se encuentra a más de mil kilómetros de Pontevedra, ciudad donde seguía teniendo su residencia efectiva y sus responsabilidades políticas como concejal del Ayuntamiento, presidente de la Diputación y Diputado al Congreso desde 1986 y vicepresidente de la Xunta en 1987. Porque si Rajoy como político concursaba buscando mejores plazas y figuraba como registrador en activo, debemos saber cuánto cobraba de sus cargos políticos y cuánto recibía de los registros.

3.- Si es cierto que nunca solicitó la declaración de compatibilidad del Ministerio de la Presidencia, a que estaba obligado por la Ley de Incompatibilidades de los funcionarios públicos, porque en ese caso alardear de ser persona escrupulosa con el cumplimiento de la legalidad resultaría excesivo.

4.- Si los registros de Elche y Santa Pola, que solicitó y le fueron adjudicados en sucesivos concursos, los atendió alguna vez personalmente, cuánto cobró hasta 1990 y si simultaneaba esa tarea con otras responsabilidades políticas.

5.- Si, cuando a partir de marzo 1990 pide que se le declare en servicios especiales y su plaza en Santa Pola, queda encomendada a su buen amigo Francisco Riquelme, titular del Registro de Elche, esa designación a título de “sustituto accidental permanente”, era la que correspondía según el cuadro legal de sustituciones de la Dirección de Registros y del Notariado.

6.- Si a partir de ese momento y siguiendo ejemplos acreditados se repartía al 50% los beneficios del Registro de Santa Pola con el sustituto que le hacía el trabajo.

7.- Si después 1998 a partir de algunos cambios legales, aprobados en el Consejo de Ministros donde él se sentaba, los beneficios del Registro de Santa Pola se han partido entre el amigo Riquelme y el Colegio de Registradores al 50%.

Son cuestiones relevantes porque permitirían confirmar cuanto es el dinero perdido de Mariano Rajoy y evaluar su desprendimiento y su entrega sacrificada a la política, sin atender a las pérdidas que ese afán de servicio le acarreaba. Se impone despejar de manera indiscutida la incógnita y los malos pensamientos de quienes sostienen que en el caso de Rajoy mas que renuncia hubo pluriempleo. De momento, en la Declaración de Actividades presentada en el Congreso de los Diputados el 1 de diciembre de 2011 el punto segundo “Ejercicio de la función pública o de cualquier puesto al servicio de una Administración Pública” figura en blanco y tampoco especifica la Administración para la que presta sus servicios, ni si ha solicitado el pase a la situación de servicios especiales o equivalente.

Fotos: vía Sonia Blanco

Entradas relacionadas

Indefensos ante el negocio editorial del morbo

Ruper Murdoch se vio obligado a cerrar News of the World en Julio de 2011 (Foto: Washington Post)
Ruper Murdoch se vio obligado a cerrar The News of the World por los escándalos de las escuchas telefónicas (Foto: The Washington Post)

Disfrutar de libertad de prensa no significa siempre disfrutar de periodismo porque a veces los medios se apartan de los principios de veracidad y búsqueda del interés público para dedicarse exclusivamente a ganar dinero y/o a servir intereses particulares. Esto es lo que ocurre con el periodismo sensacionalista, la denominada prensa amarilla, cuyo mayor exponente son los tabloides ingleses; aunque sin restar méritos a una parte de la prensa española, como La Razón (recuerda alguna de sus torpes fotos trucadas de portada) o El Mundo (que se saca de la manga un ‘informe fantasma’ policial días antes de las elecciones catalanas que la Policía, tras las votaciones, niega haber realizado).

Seguir leyendo “Indefensos ante el negocio editorial del morbo”