Una auditoría internacional tacha la deuda griega de “ilegal” y de venir del rescate de banca privada

El presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, y la directora del FMI, Christine Lagarde, exigen a Tsipras un nuevo recorte de las pensiones, que ya han bajado entre un 20% y un 40% (Foto: Todos somos griegos)
La Comisión Europea y el FMI exigen a Tsipras un nuevo recorte de las pensiones, que ya han bajado entre un 20% y un 40% (Foto: Todos somos griegos)

[Entrada actualizada el 22 de Junio de 2015]

A principios del pasado mes de Abril el nuevo Parlamento griego con mayoría de izquierdas encargó al politólogo belga Eric Toussaint, presidente del Comité para la Anulación de la Deuda en el Tercer Mundo, un informe o auditoría sobre su deuda pública que se ha conocido en plenas negociaciones del Ejecutivo de Alexis Tsipras con el Eurogrupo para ver la manera de que Grecia pueda devolver 1.600 millones de euros al Fondo Monetario Internacional (FMI).

Seguir leyendo “Una auditoría internacional tacha la deuda griega de “ilegal” y de venir del rescate de banca privada”

Anuncios

‘Europesadilla’, una visión crítica de las élites extractivas de la eurozona

El concepto de élites extractivas fue desarrollado y difundido por los economistas Daron Acemoglu y James A. Robinson (‘Por qué fracasan los países’, editorial Deusto). Según su teoría, las élites extractivas son aquellas que se apartan de la obtención del bien común y dedican sus esfuerzos a su propio bienestar y al del grupo al que pertenecen. Las instituciones extractivas concentran el poder en manos de una élite reducida y fijan pocos límites al ejercicio de su poder. Estas élites elaboran un sistema de captura de rentas que les permite, sin crear riqueza, sustraer rentas de la mayor parte de la ciudadanía en beneficio propio. Según Acemoglu y Robinson, las élites extractivas se encontrarían en el mundo de las finanzas, la economía, la política o los medios de comunicación.

Seguir leyendo “‘Europesadilla’, una visión crítica de las élites extractivas de la eurozona”

Tu crisis se debe a una injusta concepción del euro; si quieres cambiar esto ¡vota!

España es el país con mayor desigualdad social de la eurozona (Foto vía
España es el país con mayor desigualdad social de la eurozona (Foto vía Alerta Digital)

Opinión

A quien pueda interesar:

No es cierto que los españoles hayamos gastado más de lo que teníamos ni que la causa de la actual crisis económica haya sido el ‘crash’ de las hipotecas basura de 2008 (Estados Unidos hace dos años que superó la crisis financiera mundial, igual que el Reino Unido, cuya moneda es la libra), sino que tu crisis, la sequía de crédito a las empresas, los casi cinco millones de parados y el billón de deuda pública, entre otros graves problemas económicos que compartimos con portugueses, italianos y griegos, es consecuencia del diseño que en su día los estados dieron a la unión monetaria europea, al euro, donde Alemania es el único país miembro que realmente tiene poder de veto y cuya clase gobernante, de tendencia marcadamente neoliberal y antieuropeísta en la última década, ha puesto la moneda única al servicio exclusivamente del crecimiento económico germano, aún a costa de hundir las economías del sur de Europa y los terribles efectos sociales y políticos (xenofobia, extremismo, antieuropeísmo) que ello conlleva.

Seguir leyendo “Tu crisis se debe a una injusta concepción del euro; si quieres cambiar esto ¡vota!”

Hay una alternativa a cerrar empresas y bajar sueldos: devaluar el euro

El presidente del BCE, Mario Draghi (Foto: rtve.es)
El presidente del BCE, Mario Draghi (Foto: rtve.es)

[Entrada actualizada el 7 de Marzo de 2014]

Los llamamientos de la Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Central Europeo (BCE) a profundizar en la reforma laboral y a seguir disminuyendo los costes laborales en España son constantes en los últimos años. Ayer mismo, el comisario europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, volvió a la carga.

Seguir leyendo “Hay una alternativa a cerrar empresas y bajar sueldos: devaluar el euro”

‘Only Teardrops’ (Solo lágrimas)

‘Only Teardrops’ (Solo lágrimas), de Emmelie de Forest, es la canción ganadora del festival de Eurovisión que tuvo lugar ayer en la ciudad sueca de Malmö. Se trata de un “No a la guerra” hermoso que llega en un momento verdaderamente preocupante en Europa, con la Eurozona en recesión, varios países del Mediterráneo con grandes problemas de desempleo y pobreza, especialmente Grecia, España y Portugal, y una corriente de opinión creciente en el Reino Unido y otros países a favor de la salida de la Unión Europea.

Seguir leyendo “‘Only Teardrops’ (Solo lágrimas)”

Merkel aterroriza a los ahorradores chipriotas para atraer a los euros del sur a los bancos alemanes

Viñeta: Forges (El País)

La decisión tomada por la Troika (BCE, FMI y la Comisión Europea) este sábado 16 de hacer un rescate low cost (para ellos) a Chipre significa que, en vez de perder los inversores que apostaron por conceder créditos a la Administración y las empresas de la isla que dio nombre al cobre, una tercera parte del dinero (5.800 de un total de 17.000 millones de euros) la van a poner los impositores de las entidades financieras chipriotas mediante un corralito y fuertes impuestos al ahorro (entre el 7% y el 10%, dependiendo de la cantidad).

Como consecuencia de la crisis financiera mundial de 2008, la Eurozona fijó que el Fondo de Garantía de Depósitos amparara hasta 100.000 euros por titular en cada banco o caja de ahorros. Pues bien, con las condiciones del rescate chipriota que ha impuesto la canciller alemana, Angela Merkel, esta garantía ha saltado por los aires provocando un gran temor en los países periféricos de Europa que también han sido rescatados, como Grecia, Irlanda y Portugal, o que han estado a punto de serlo, como España e Italia.

José Carlos Díez: “Hacer pagar antes a los depositantes que a los bonistas incumple una norma ya escrita en el libro del Deuteronomio”

José Carlos Díez, economista jefe de Intermoney y profesor de economía de Icade, califica de “aberración económica” la decisión de la troika sobre Chipre en un artículo publicado hoy en El País que no tiene desperdicio. Estas son las principales ideas de Díez (la negrita es mía):

Los depósitos de pequeños ahorradores son un pilar básico de la sociedad y de la democracia y debe ser la última opción para resolver una crisis de deuda. Hacer pagar antes a los depositantes que a los bonistas incumple una norma ya escrita en el libro del Deuteronomio. El único país que hizo esto en la crisis de la deuda de los ochenta fue Rumania y Ceaucescu acabó ante el pelotón de fusilamiento.

Pero hacerlo sin un Plan Marshall que saque al país del hoyo, con un ajuste fiscal que condena a Chipre a una depresión y con un préstamo que sitúa la deuda pública por encima del 150% del PIB es simplemente una aberración económica.

Es evidente que con estas condiciones Chipre debería haber solicitado su salida fulminante del euro y apoyo financiero directamente al FMI.

Para dar un escarmiento moral a un país pecador y unos miles de rusos que blanquean dinero, Europa se salta dos principios básicos de los Tratados: i) la deuda pública avala los depósitos menores de 100.000 euros y ii) el corralito impide la perfecta movilidad de capitales.

En los depósitos, el corralito en Chipre ha sido una decisión política innecesaria pero se contagiará (…) Los griegos ya han sacado el 30% de los depósitos de sus bancos y todo es susceptible de empeorar.

'¿Quién es el siguiente: España o Italia?', dice esta pancarta colocada junto al Parlamento de Chipre (Foto: Y. Kourtoglou/AFP)
‘UE ¿Quién es el siguiente? España o Italia’, dice esta pancarta colocada junto al Parlamento de Chipre (Foto: Y. Kourtoglou/AFP)

En España ya hemos tenido un plan de recapitalización bancaria de la Troika en 2012 y la probabilidad de un corralito sigue siendo muy reducida. Pero dicho esto somos un país en depresión, donde la recuperación ni está ni se la espera (…) No es un problema de competitividad, sino de debilidad de demanda de nuestros clientes, incluida Alemania.

Lo peor de la crisis del euro es la moral que la sustenta. Los economistas nos liberamos de la filosofía moral en el siglo XIX pero Merkel y los cruzados de la austeridad suicida nos han vuelto a atrapar. EE UU ha demostrado que esta crisis no es una maldición divina y nos ha enseñado la hoja de ruta para resolverla.

El rescate a Chipre provocará tensión y debe ser una señal para cambiar la política económica. Nos equivocamos poniendo más paños calientes. Los sistemas complejos en los que se reduce la volatilidad artificialmente aumentan su vulnerabilidad. Y la variable que ningún Gobierno controla en una crisis de deuda es la estabilidad social. Basta ya.

A modo de conclusión, José Carlos Díez afirma que “tres años después de la tragedia griega que supuso el inicio de la crisis del euro, el rescate a Chipre confirma que no hay indicios de vida inteligente en Europa”.

Estamos en manos de necios o de corruptos, o de ambas clases de desgraciados a la vez. Necesitamos movilizarnos inmediatamente, en primer lugar abriendo nuestras mentes a actitudes que cuestionen esta política económica europea al servicio de los intereses germanos y, en segundo lugar, alzando nuestra voz dondequiera que sea (e internet es un magnífico lugar) para exigir que unas medidas tan transcendentales se debatan y aprueben con transparencia y democráticamente, no con nocturnidad en una reunión de la Troika.

Fuente: El País
Viñeta: Forges
Foto: Y. Kourtoglou/AFP

Entradas relacionadas

Merkel capitula ante un más que probable rescate de España

‘La rendición de Breda’, famoso cuadro de Velázquez pintado en 1634, ilustraría el triunfo de Italia, Francia y España ante Alemania y otros estados del norte en la cumbre europea que esta semana prácticamente ha refundado el euro (Foto: Wikipedia)

Opinión

El desenlace del Consejo Europeo celebrado este jueves y viernes, 28 y 29 de Junio, en Bruselas ha sido un triunfo para los líderes de Italia y España, Mario Monti y Mariano Rajoy, que han conseguido imponer a Angela Merkel un mecanismo que separe el rescate a los bancos de la financiación de la deuda pública y traslade así el peso de la ayuda al sector bancario (tanto a las entidades deudoras del sur como a las acreedoras del centro y norte europeo) sobre las espaldas de los 17 países que componen la eurozona a cambio de duras condiciones para las entidades financieras, que a partir de fin de año estarán férreamente vigiladas por el Banco Central Europeo (BCE).

Como en el asedio y rendición de la ciudad de Breda (Holanda) ante las tropas españolas en 1625, la lucha entre la canciller Angela Merkel y sus aliados del norte frente a los gobiernos de Italia y España (con el apoyo de Francia) se ha dirimido en el campo de la estrategia, sin dejar que corriera la sangre (evitando el rescate de ambos países) y concediendo a los derrotados (Merkel y compañía) la retirada con todos los honores.

Ahora la batalla se va a librar en el precio que los ciudadanos europeos tendremos que pagar para fortalecer al euro

Alemania y otros socios no querían cargar con parte de los costes del rescate bancario de los despreocupados países del sur y pretendían que España e Italia pasaran por el mismo rasero que Grecia, Irlanda y Portugal, que han trasladado a sus ciudadanos directamente esa pesada losa, con las consecuencias sociales que todos conocemos. Y lo querían hacer como condición previa a cualquier avance en el proceso de unión política, fiscal y bancaria.

Mientras Nicolas Sarkozy gobernó Francia, esta fue la doctrina imperante en Europa, pero este mes de Mayo han sucedido dos hechos que han puesto patas arriba el tablero europeo. Por un lado, resultó elegido nuevo presidente de la república francesa François Hollande y, por otro, las verdaderas cuentas de Bankia, afloradas por la auditoría de Deloitte, obligaron al BCE a pasar por encima del Banco de España e intervenir de hecho (las inspecciones por entidades independientes en curso son el paso previo) a buena parte de los bancos españoles, antiguas cajas de ahorros dirigidas políticamente. El problema es que la inyección de fondos que requieren las entidades financieras (hasta 100.000 millones de euros) supera con creces las posibilidades de la economía española, inmersa en su cuarto año de recesión.

La canciller alemana, Angela Merkel, tras finalizar, visiblemente cansada, la cumbre del euro del pasado viernes (Foto: Reuters)

Con el desenlace de la cumbre europea de esta semana, Merkel ha reconocido que ni España ni Italia pueden cargar con sus bancos quebrados ni refinanciar su deuda soberana porque ello forzaría el rescate de ambos países y, como tampoco eso sería posible porque son economías demasiado grandes, todo ello significaría la ruptura del euro e impensables pérdidas para todos los países miembros.

Pero Merkel se ha resistido hasta el último momento a dar su brazo a torcer porque quiere que los dirigentes de España e Italia tengan que negociar las condiciones del rescate bancario, unión bancaria (incluida la total supremacía del BCE) y el pacto fiscal sintiendo una fuerte presión de los mercados sobre la prima de riesgo, de modo que tengan muy poco margen de maniobra y traguen con una refundación del euro cimentada en una severa austeridad del gasto público y una considerable pérdida de bienestar y derechos sociales.

Una vez superado el peligro de hundimiento del euro (lo único que ha hecho retroceder a Merkel hasta la fecha), la batalla se va a librar ahora en el precio que los ciudadanos europeos tendremos que pagar para fortalecer la moneda única y crear las condiciones que reactiven la economía y el crecimiento. Los ricos pretenderán que todos los sacrificios los hagan los europeos pobres; pero, sorprendentemente, en ésto los ciudadanos pobres de los países del sur van a tener como aliados a los políticos de Alemania y países nórdicos que, necesitados de recursos, exigirán a los gobiernos del sur una mayor persecución del fraude fiscal y la economía sumergida, la erradicación de la corrupción institucional y la imposición de férreos controles a los bancos rescatados; lo que, en definitiva, va a allanar el camino para salir de la recesión en España y tal vez a fines de 2012 el PIB, contra todo pronóstico, recupere la senda del crecimiento.

Fotos: Wikipedia, Reuters

Entradas relacionadas