Elogio de Alan Rusbridger, director del Guardian

Foto: The Guardian
Foto: The Guardian

Alan Rusbridger, que en Febrero llevará 20 años como director del diario británico The Guardian, anunció esta semana que dejará el puesto el próximo verano para pasar a presidir en 2016 el Scott Trust, la compañía que vela por la independencia editorial del diario.

Este periodista ha pilotado la ejemplar transición digital del Guardian, desde el soporte impreso al papel e internet a la vez, de tal modo que el pasado Octubre theguardian.com tuvo 111,5 millones de usuarios únicos, lo que lo sitúa como el segundo periódico de habla inglesa con mayor difusión en internet, por detrás del Daily Mail y por delante del New York Times.

Seguir leyendo “Elogio de Alan Rusbridger, director del Guardian”

Anuncios

Por qué Twitter bramó en solidaridad con la sanitaria contagiada de ébola

ebola-elperiodico

El lunes 6 de Octubre por la tarde saltó la noticia: una auxiliar de enfermería que había atendido a los dos misioneros que llegaron con ébola en el Instituto de Salud Carlos III de Madrid había dado positivo a la prueba de ese virus devastador. Las redes sociales, entre ellas Twitter, se incendiaron con acusaciones al Gobierno de Mariano Rajoy por su decisión de repatriar a los religiosos sin tener ningún centro preparado para atenderlos, ya que el Carlos III había sido desmantelado por la Comunidad de Madrid para convertirlo en un centro de media estancia y enfermedades crónicas. Las etiquetas #AnaMatoDimisión y #Vamosamorirtodos se convirtieron en trending topic global.

Seguir leyendo “Por qué Twitter bramó en solidaridad con la sanitaria contagiada de ébola”

Medium, pasarela de la palabra

View collection at Medium.com

[Entrada actualizada el 13 de Octubre de 2014]

I.M.H.O. son las siglas de In my humble opinion [En mi modesta opinión]. También es el nombre de la colección principal y página editorial de Medium, la plataforma lanzada en 2012 por los cofundadores de Twitter, Biz Stone y Evan Williams. Medium “es la combinación correcta entre tecnología social y blogs, como ningún otro servicio”, dijo Jon Mitchell en ReadWrite.

Seguir leyendo “Medium, pasarela de la palabra”

¿Qué fue de aquel tuit?: Twitter Analytics

Los detalles de las primeras 24 horas de un tuit (Fuente: Twitter Analytics)
Los datos de las primeras 24 horas de un tuit (Fuente: Twitter Analytics)

Twitter Analytics se ha ido abriendo a todos los usuarios desde primeros de Julio poco a poco. En mi caso, hasta el pasado 22 de Agosto no fue recopilando estadísticas de lo que sucede con cada tuit y con mis seguidores. Y una semana después he echado un vistazo a los datos.

Analytics no sólo te dice cuántos usuarios han visto tus mensajes al día y en los últimos 28 días, sino que en cada tuit te muestra las impresiones o veces que ha sido visto, desglosado por horas durante el primer día; los clicks en el enlace, en el perfil del autor y el número de veces que ha sido retuiteado o marcado como favorito, entre otras métricas clave (ver imagen de arriba).

Me ha llamado la atención el porcentaje tan pequeño que suponen las impresiones en comparación con el número de seguidores

A mí lo que más me ha llamado la atención son las pocas veces que suelen ser vistos mis tuits, el porcentaje tan pequeño que suponen las impresiones en comparación con el número de seguidores (unos 1.670). Así, la inmensa mayoría de los mensajes son visualizados entre 50 y 100 veces, lo que representa un porcentaje aproximado del 5% de mis seguidores. Me queda el consuelo de que se trata de la última semana de Agosto, con mucha gente perdida por ahí de vacaciones.

Este servicio de Twitter se suma a las numerosas herramientas existentes de analítica web, como Buffer o Social Mention, posibilitando poner en marcha estrategias de marketing sabiendo a qué horas se conectan más seguidores y qué temas tienen más éxito. Pero en mi caso me encanta la serendipia (toparse con algo interesante cuando buscabas otra cosa) y el uso de Twitter cuando salta, sin planificarlo, cuando tengo un rato libre, paseo al perro o simplemente cuando quiero saber qué pasa en el mundo ¡Y siempre aprendo algo nuevo!

Gráfico: Twitter Analytics
Imagen de portada: Collective Publishing Company Inc

Entradas relacionadas

Para leer más: redes sociales

Ya pasamos la mitad de nuestra actividad digital en aplicaciones móviles

Una escena cotidiana (Foto: siliconAngle)
Una escena cotidiana (Foto: silicon Angle)

Son datos de Estados Unidos pero pronto los alcanzaremos en España: la mitad del tiempo online ya lo pasamos usando aplicaciones en dispositivos móviles (teléfonos inteligentes y tabletas), frente a los clásicos navegadores de páginas web como Firefox, Explorer o Chrome para escritorio. Es decir, ahora consultamos el correo con la aplicación de Gmail desde el  móvil, chateamos con WhatsApp, accedemos a Twitter con una de sus muchas aplicaciones para Android, iOS o Blackberry; compartimos fotos en Instagram, consultamos el tiempo, el estado del tráfico en nuestra ciudad o pedimos un taxi, todo ello mediante aplicaciones móviles.

Según comScore, los usuarios de internet de Estados Unidos ya pasaban el 60% del tiempo en plataformas móviles el pasado mes de Mayo, frente al 50% de un año antes. Y las aplicaciones móviles alcanzaron en Mayo el 51% del tiempo de uso total de internet.

En Diciembre de 2013 los norteamericanos pasaron a usar más la red en dispositivos móviles que en fijos (Gráfico: comScore)
En Diciembre de 2013 los norteamericanos pasaron a usar más la red en dispositivos móviles que en fijos (Gráfico: comScore)

Como puede verse en el gráfico, el adelantamiento en el uso de lo móvil sobre los navegadores de escritorio tuvo lugar en Estados Unidos en Noviembre de 2013. Es asombroso con qué rapidez están cambiando los hábitos de los ciudadanos conectados a la red, lo cual trae consigo no pocas consecuencias para los nuevos medios.

Una aplicación (de mapas, por ejemplo) lleva al usuario a la nube, le priva del control que tiene en un navegador o en su ordenador, le impone sus propias reglas y puede restringir o eliminar el acceso a enlaces. Asimismo, la actividad dentro de las aplicaciones móviles no suele estar indexada por los buscadores como Google. Y por último, las aplicaciones son cotos cerrados donde es muy fácil cobrar por la descarga o el servicio y por lo tanto todas las empresas están muy interesadas en desarrollarlas para hacer negocio.

Reparto por actividades del tiempo empleado en ordenadores y en móviles -teléfono y tableta- en EEUU (Gráfico: comScore)

Si nos fijamos en el cuadro superior, la mayoría de las actividades que antes se hacían en un PC han pasado a ser consustantivas del móvil o la tableta: aparte de la radio, que siempre ha sido muy portátil, los estadounidenses ven y comparten fotos en dispositivos móviles durante el 96% de su actividad digital, al igual que los mapas y la mensajería instantánea (el 90% del tiempo es móvil).

En cuanto a las redes sociales, los usuarios de Estados Unidos acceden a ellas desde teléfonos o tabletas la mayor parte del tiempo (71%), frente a los terminales estáticos del trabajo o el hogar. El portal comScore, especializado en análisis de audiencias en internet, cifra en un 55% el incremento del uso de redes sociales en plataformas móviles en EEUU durante el último año. La actividad en redes sociales vía móviles ha aumentado la participación total en internet un 31% entre Mayo de 2013 y el mismo mes de 2014. Y el 24% de todo el tiempo pasado en plataformas móviles se debe a Facebook. Siempre con datos referidos a EEUU.

A la vista de esto cobra todo su sentido el famoso titular de la revista Wired ‘The Web Is Dead. Long Live the Internet’ [La web ha muerto. Larga vida a internet], correspondiente a un artículo de Chris Anderson y Michael Wolff publicado en 2010 donde planteaban que, veinte años después de su nacimiento, la World Wide Web estaba en declive porque le estaban comiendo terreno las aplicaciones, que no se utilizan para buscar sino para conseguir. “Productores y consumidores están de acuerdo: la web no es la culminación de la revolución digital”, señalaba Anderson.

Ingram: “Todo el propósito de la red es vincular las cosas en formas interesantes o relevantes ¿Cómo se hace eso con las aplicaciones? La respuesta es que no se hace”

Por su parte, Mathew Ingram aludió recientemente en su blog a un artículo de Chris Dixon, socio de la firma de capital riesgo Andreessen Horowitz, quien advierte que deberíamos preocuparnos porque se está creando un futuro en el que la web será un “producto de nicho” y el ambiente dominante serán las aplicaciones móviles, jardines amurallados propiedad de una pareja de gigantes de internet, lo que sería malo para la innovación.

Dixon sostiene que es probable que el problema empeore a medida que más empresas se den cuenta de que una aplicación les da mucho más control sobre la experiencia del usuario que un sitio web. Y que la menor inversión en la web móvil (navegadores abiertos para dispositivos móviles, por ejemplo) acabe impulsando a los usuarios todavía más hacia las aplicaciones. El resultado, dice, es un futuro “como la televisión por cable – unos canales/aplicaciones dominantes que se asientan en las pantallas principales de los usuarios y todo lo demás queda relegado a los niveles más bajos o a la irrelevancia”.

Lo cierto es que las aplicaciones encierran contenido en unos muros que no son compatibles con la web abierta tal como fue concebida en un principio por sus creadores. Tim Berners-Lee, uno de ellos, señaló que “podríamos perder la libertad de conectar con los sitios web que queremos [y] los efectos negativos podrían extenderse a los teléfonos inteligentes y las tabletas, que son además portales para la información extensa que la web ofrece”.

La mayor preocupación de Berners-Lee son los enlaces: todo el propósito de la red es vincular las cosas en formas interesantes o relevantes ¿Cómo se hace eso con las aplicaciones? La respuesta es que no se hace, concluye Ingram. Las consecuencias de estos cambios en el uso de la red, de nuestra cada vez mayor dependencia de las aplicaciones en detrimento de la navegación con URL, no están muy claras, pero no parecen favorecer precisamente la libertad de información ni de expresión. Todo indica que, si no despertamos, nos van a pastorear de lo lindo.

Foto: silicon Angle
Gráficos: comScore

Entradas relacionadas

El País se estrella con el referéndum sobre el futuro de la monarquía

Portada-Guardian
“La mayoría en España quiere un referéndum sobre el futuro de la monarquía”, afirma The Guardian en su edición web. Un titular muy alejado del que abrió la portada impresa de El País, de donde procedía la noticia.

Hubo un tiempo en que El País era equiparable a los grandes periódicos de referencia europeos, como el francés Le Monde o el británico The Guardian, por la selección de los temas y el tratamiento profesional de la información y la opinión con la vista puesta en lo que era relevante para el lector y el interés general. La portada sería más o menos afortunada pero se respetaban las normas profesionales más elementales, como que el titular se correspondiera con el titular de la noticia en páginas interiores, el lenguaje fuera claro y los términos apropiados ¡Qué tiempos aquellos!

Con el anterior director de El País, Javier Moreno, hubo algún que otro patinazo pero en general el diario estaba bien hecho… Hasta que los nuevos dueños comenzaron a despedir periodistas y el producto perdió criterio, independencia y credibilidad frente al diario El Mundo, que le llevaba la delantera en el tema de la financiación ilegal del PP y los papeles de Bárcenas, entre otros. Pero no era suficiente, los editores de El País (al frente de los cuales figura el ex director del periódico Juan Luis Cebrián) decidieron que Moreno era demasiado molesto para el poder político y económico, y lo cambiaron a primeros de Mayo por Antonio Caño.

Tras el clamor levantado por el tendencioso titular del papel, El País modificó el domingo por la tarde los titulares de la encuesta de Metroscopia en la edición ‘online’

Caño lo está bordando: primero dió en primera página que el Partido Popular había ganado las elecciones europeas en España pero las había perdido el bipartidismo, como diciendo que el verdadero perdedor había sido el PSOE. Pero si los socialistas habían perdido 2.556.418 votos con respecto a las europeas de 2009, el PP se había dejado nada menos que 2.609.180 votos, casi 53.000 votos más que el Partido Socialista. Pero para El País el PP había ganado las elecciones.

Hoy, tras encargar una encuesta a Metroscopia sobre la sucesión del Rey, ¡oh sorpresa!, el titular de portada que supuestamente ha aprobado Caño como director no es el que ha puesto el Guardian o el que puso el propio autor de la información, Fernando Garea, en la noticia interior (‘Un 62% quiere decidir “en algún momento” el modelo de Estado’, modificado por la tarde a ‘La mayoría de los españoles desea una consulta sobre el modelo de Estado’). Pues no, la edición impresa dominical de El País, la de mayor tirada de la semana, se despachaba así (a la derecha el titular de la edición online hasta el mediodía del domingo):

Edición impresaPortada-ElPais

Y seguimos con las sorpresas porque esa mayoría que prefiere a Felipe VI es el 49% de los encuestados frente a un 36% que prefiriría “una república presidida por una figura pública relevante”. De modo que los titulares de las portadas impresa y digital son engañosos porque “una mayoría” en este caso no es “la mayoría” de los españoles (al menos el 51%).

La reacción en las redes sociales fue intensa desde que se conoció la portada, en la medianoche del sábado, y durante el domingo por la mañana. Estos dos tuits lo atestiguan:

El domingo por la tarde, tras constatar que estaban haciendo el ridículo universal, los responsables de la edición digital de El País modificaron tanto el titular de la noticia principal, como he señalado más arriba, como el titular de la portada online, que quedó así:

Titulares de la portada digital después de modificarlos en la tarde del domingo
Titulares de la portada digital después de modificarlos en la tarde del domingo

¿Por qué El País papel no tituló que la mayoría de los españoles desean ser consultados sobre el modelo de Estado, que era el gran mensaje de la encuesta que el propio diario había pagado? ¿Por qué manipular con una mayoría y la mayoría? ¿Creen sus propietarios, los del fondo estadounidense Liberty y los banqueros, que puede tratarse a los profesionales de un periódico como a simples mandados?

Están muy equivocados porque los periodistas que dejan de servir al bien común y ceden a las presiones para abandonar los principios profesionales y deontológicos ya no son periodistas sino propagandistas y sus medios dejan de ser percibidos como tales por los lectores para pasar a ser considerados panfletos y la voz de su amo. Así de bajo está cayendo El País, que al lado del moderno e innovador The Guardian inglés parece una pobre gacetilla monárquica del siglo pasado.

Entradas relacionadas

¡Enlazar no es delito! STOP #CanonAEDE

Luis Enríquez, presidente de AEDE, junto al ministro de Educación, José Ignacio Wert (Foto: Ernesto Agudo / ABC)
Luis Enríquez, presidente de AEDE, junto al ministro de Educación, José Ignacio Wert (Foto: Ernesto Agudo / ABC)

Si quieres colaborar difundiendo esta información,
copia esta declaración en tu blog y ¡hazla tuya!

DECLARACIÓN CONJUNTA DE LA RED Y LOS AUTORES CULTURALES SOBRE EL PROYECTO DE REFORMA DE LA LEY DE PROPIEDAD INTELECTUAL

El pasado 14 de febrero de 2014 el Consejo de Ministros aprobó el proyecto de reforma de la Ley de Propiedad Intelectual (texto publicado en el B.O.C.G. el 21 de febrero).

Seguir leyendo “¡Enlazar no es delito! STOP #CanonAEDE”